Nutrición... ni bueno ni malo

Se encuentra usted aquí

Ejercicio y salud dental

17/05/2017
00:00
-A +A

Hacer ejercicio es una de las recomendaciones que más escuchamos para mantener la salud. Sin duda, un cuerpo activo tiene muchas ventajas sobre uno sedentario. ¡Estamos hechos para movernos! Con la actividad conseguimos beneficios a nivel cardiopulmonar, articular y muscular, emocional y metabólico, pero ¿sabías que hacer ejercicio puede tener consecuencias no tan positivas en la salud de tus dientes?

 

Probablemente no lo habías pensado. Hoy por hoy sabemos que los deportistas están expuestos a factores que pueden dañar su salud bucal. Aquí te van algunos para que los consideres:

 

Consumo de bebidas deportivas, geles y gomitas. Si bien estos productos son muy recomendables durante el ejercicio para restituir electrolitos y carbohidratos, el alto contenido de azúcares pone en riesgo la salud dental.

 

Las bebidas para deportista, de acuerdo a la Academia General de Odontología en USA, pueden tener un pH ácido que produce daño al esmalte dental (por el contenido de ácido cítrico y fosfórico).

 

Además, si las gomitas y los geles quedan adheridos a los dientes o las muelas, las bacterias que todos tenemos se las comen y como residuo generan más ácido, el origen de las temidas y dolorosas caries.

 

Productos con cafeína y chocolate. Estos productos, que se consumen en forma de proteínas, geles y bebidas pueden dejar residuos y generar manchas.

 

Respirar con la boca. Cuando la actividad es intensa o no alcanzamos a inhalar la cantidad necesaria de aire por la nariz completamos metiendo aire por la boca, muchas veces esto lo hacemos sin siquiera darnos cuenta. La respiración por la boca hace que la saliva se evapore y los dientes se sequen, aumentando el riesgo de enfermedad dental.

 

De la misma manera, en una boca con poca saliva y con azúcar las bacterias causan mayor problema.

 

Finalmente, pero no menos importante, es el caso de los nadadores. Si bien el pH de la saliva oscila entre 6,2 y 7,4 el de las albercas puede ser hasta de 7,6 siendo esta acidez lo que descompone las proteínas de la saliva y genera depósitos. Esta condición se conoce como “sarro del nadador” y genera dientes con manchas amarillas o cafés.

 

Ojo con quienes hacen ejercicio de pesas y “aprietan” los dientes. Esto puede generar ruptura o fisura y terminar en un problema mayor.

 

 

¿Qué hacer? Mantener una excelente higiene dental. Hay que cuidar mucho el cepillado y usar hilo dental para remover los restos de bebida, gel o gomita de los dientes.

 

Siempre procura enjuagar tu boca con agua sola lo más pronto posible. Es decir, un poco de bebida para deportista o un gel, un buche de agua sola. Con estas simples acciones puedes protegerte de las caries.

 

Si lo crees necesario, usa una guarda al entrenar y previenes desgaste por fricción. De hecho, hay quienes corrigen problemas de postura (que derivan en lesiones) con el uso de guardas durante la actividad física.

 

Además, es importante mantener sanas las encías, los dientes y evitar que se acumulen bacterias. Acuérdate que la salud va de ida y vuelta. Problemas en la boca pueden generar enfermedad cardíaca, lesiones musculares, sobrepeso/obesidad, entre otras. Visita por lo menos dos veces al año al dentista, él es el más indicado para ayudarte.

 

Estudié Comunicación en la Universidad Iberoamericana y ejercí varios años. Descubrí el deporte y me volví adicta. Ello me llevó a la nutrición y cursé el Diplomado de Nutrición y Antropometría...

Comentarios

ENTRADAS ANTERIORES