¿México en paz?

Se encuentra usted aquí

Infografía del secuestro en Tamaulipas

31/07/2015
00:00
-A +A

Entre 2013 y 2014, el secuestro en la mayoría de las entidades federativas del país presentaron una disminución considerable en sus tasas de averiguaciones previas de secuestros por cada 100 mil habitantes, después de que durante 2013 se llegó a los niveles más críticos desde que se cuenta con información oficial sobre este delito. De 2012 a 2013 las averiguaciones previas crecieron 19.75%, ya que pasó de 1418 a 1698 casos, sin embargo, de 2013 a 2014 disminuyeron de 1698 a 1394, lo que representa una baja de 17.9%.

Hasta el 20 de enero de 2015, 23 entidades habían registrado reducciones en el número de secuestros, dentro de las cuales, los casos más importantes fueron: Michoacán (57.53%) y Guerrero (47.2%). No obstante, ambas entidades continuaron posicionándose por encima de la tasa nacional de denuncia.

De las 8 entidades que presentaron incrementos en sus tasas de secuestro, 2 tuvieron aumentos considerables: Tlaxcala (245.03%) y Campeche (96.9%). Sin embargo, dichos aumentos no fueron suficientes para superar la media nacional, y los colocó en el lugar 17 y 27 del ranking nacional.

Sin embargo, la entidad que durante los últimos dos años ha presentado la mayor tasa de secuestro por cada 100 mil habitantes es Tamaulipas, pasando de 6.10 a 7.48, superando por mucho la media nacional. Entre 1997 y 2005, Tamaulipas reportaba una tasa de secuestros menor que la nacional; de hecho, en 1997, 1998 y 2004 no registró un solo caso de secuestro. En términos absolutos, en este periodo en Tamaulipas se habían denunciado solo 40 casos, siendo el año más crítico el 2000 cuando reportó 13 secuestros, lo cual implicó una tasa de 0.47 denuncias por cada 100 mil habitantes, que era menor a la nacional de 0.59.

Para el periodo 2006-2010, las tasas nacional y estatal comenzaron a sufrir modificaciones significativas. La intensidad de casos denunciados en Tamaulipas llegó a ser muy similar a la nacional y posteriormente a superarla. Mientras el secuestro en todo el país creció 58.18%, la entidad lo hizo a una mayor velocidad ya que su alza fue de 159.45%. De manera que al concluir 2010, el número de secuestros por cada 100 mil habitantes en Tamaulipas fue 31.78% mayor que la media nacional.

Pero a partir de 2011 se agravó la problemática en el estado. Entre 2010 y 2013 la tasa estatal de secuestro creció 332.51% -ubicándose por detrás de Morelos- mientras que la tasa nacional, a pesar de atravesar por el periodo más crítico en materia de secuestro, solo se incrementó 34.09%.

Entre 2013 y 2014, la tasa de secuestros por cada 100 mil habitantes creció 22.70%, mientras que la tasa nacional se redujo 18.81%. Con esta variación, la intensidad con la que se presenta el secuestro en la entidad es 542.35% mayor que la nacional, y se coloca en el primer lugar del ranking nacional de secuestros reportados durante 2014.

Algunos datos relevantes durante 2014 con respecto al secuestro en Tamaulipas:

  • En 2014 Tamaulipas reportó 563 víctimas de secuestro, muy por encima de entidades como Estado de México en donde se reportaron 200 víctimas o Veracruz que contabilizó 157.
  • Los meses más críticos fueron julio con 121 víctimas y agosto con 106. En esos dos meses más del 40% de las víctimas de todo el país fueron privadas ilegalmente de su libertad en Tamaulipas.
  • A lo largo de 2014, se iniciaron 262 averiguaciones previas, a partir de las cuales se investigó el secuestro de 563 personas. Las dos cifras sugieren que el 53.46% de las víctimas fueron privadas ilegalmente de su libertad con al menos otra persona.
  • La tasa de víctimas por cada 100 mil habitantes de fue de 16.07, es decir, 946.89% mayor que la registrada en el ámbito nacional durante el 2014.

 

Christian Eduardo Díaz Sosa

Investigadores del Observatorio Nacional Ciudadano

Twitter: @ChristianDazSos @ObsNalCiudadano

 

El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.
 

COMENTARIOS