Se encuentra usted aquí

La razón por la que salto o de cómo todos los niños intentan comunicarse (pero a veces no pueden)

Comencé y terminé (sin querer) de leer un libro extraordinario, deslumbrador y entrañable.
10/07/2015
10:35
-A +A

Esta semana comencé y terminé (sin querer) de leer un libro extraordinario, deslumbrador y entrañable. Se llama ``La razón por la que salto´´ y fue escrito en el 2006 en japonés, por Naoki Higashida, quien entonces era un niño de sólo 13 años con un autismo que no le había permitido comunicarse… hasta hacía poco. Apenas en 2013 se editó en inglés y luego al español. Mi versión es de RocaEditorial.

La historia de cómo fue posible el libro es también hermosa: su madre nunca cejó. Con paciencia, mucha paciencia, le fue enseñando a Naoki una tabla con caracteres para escribir. Poco a poco comenzó a utilizarlos y entonces descubrimos su voz, potente, clara, y que nos enseña mucho del mundo del autismo.

Naoki escribió un libro que trata de explicar cómo es vivir con autismo. Y lo hace de una manera padrísima: respondiendo preguntas. Interrogantes que supongo que muchos nos hacemos sobre personas con autismo. No quiero decir que esto sea lo que toda persona con autismo respondería, pero es una respuesta. Y además, la de un niño de 13 años. Un niño muy sabio, además, debería agregar.

También están algunos de sus cuentos. Los primeros, supongo. Naoki tiene ahora 23 años y ha escrito al menos otros 18 libros más. De cuentos, poesía… además de que también tiene un blog.

¿Cómo qué preguntas responde Naoki? Cosas como:

--¿Por qué las personas con autismo hablan tan alto y tan raro?

--¿Por qué repiten las mismas preguntas una y otra vez?

--¿Por qué tardan una eternidad en responder a las preguntas?

--¿Por qué al hablar no establecen un contacto visual?

--¿Prefieren estar solos?

--¿Por qué son tan limitadas sus expresiones faciales?

--¿Es verdad que odian que los toquen?

--Cuando les da un ataque de risa, ¿qué pasa por su cabeza?

--¿Por qué se cubren los oídos? ¿Es que hay demasiado ruido?

--¿Por qué son tan maniáticos con la comida?

--¿Tienen sentido del tiempo?

--¿Por qué alinean juguetes y piezas de construcción?

--¿Por qué disfrutan tanto saliendo a pasear?

--¿Por qué no pueden estarse quietos?

--¿Qué es lo peor de tener autismo? ¿Les gustaría ser ``normales´´?

Y claro: ¿Por qué razón saltan?

Sus respuestas sacuden creencias y estereotipos muy difundidos, que yo he visto repetir aún entre personas muy calificadas o la propia secretaría de Salud en una fallidísima campaña de (des) información el año pasado.

Quizá para los muy involucrados en el tema este intento de comentario de libro está sobrepasado e incluso fuera de oportunidad periodística, pero no para los que nos aproximamos al autismo de una manera transversal, de interés. Y también porque nos enseña, aunque nuestros hijos no tengan autismo, de una manera diferente de ver el mundo. El de Naoki, no me cabe duda, no sólo vale la pena comentar sino recomendar leer, por su claridad.

Aún si no tienen una persona con autismo en su familia, asómense a este mundo de ``Autisman y Terrícola´´. Sólo digo: qué ganas de volar.

Pueden encontrar el libro en Amazon

No estoy bien segura cómo llegó a mi oficina en el periódico pero a quien sea que lo haya enviado: ¡muchas gracias!

Espero sus comentarios, estamos en cibercontacto…

Este es mi año de 40 y 20. Es decir: cuarenta años de vida ya y 20 de reportera. Este blog está activo ya desde hace 6 años. Escribo sobre politica aquí y en mi columna.
 

COMENTARIOS