Abierto al Público

Se encuentra usted aquí

4 lecciones aprendidas de la implementación de un hackerspace en el parlamento brasileño

Mi impresión es que los parlamentarios consideran que la idea de un hackerspace es bastante atractiva.
10/07/2015
00:42
-A +A

Por Cristiano Ferri, Coordinador del Laboratorio Hacker de la Cámara de Diputados de Brasil

Como se mencionó en un blogpost anterior, desde la creación del Laboratorio Hacker de la Cámara de Diputados de Brasil, en 2013, hemos aprendido mucho y en este post me gustaría presentarles algunas de las lecciones aprendidas más importantes en la implementación de este tipo de proyectos. 

1 Actores: los ciudadanos, los políticos y los hackers

Mi impresión es que los parlamentarios consideran que la idea de un hackerspace es bastante atractiva. Muchos de ellos se han dado cuenta de que es el momento de promover nuevas formas de diálogo entre el Parlamento y la sociedad, y el LabHacker puede ser un facilitador en este proceso.

De esta forma, en las reuniones del LabHacker se produce el encuentro de tres mundos con lógicas que pese a ser muy distintas, son compatibles y pueden fusionarse: el universo social (especialmente el de la comunidad de hackers cívicos, aunque no sólo ellos), el universo político-parlamentario y el universo de la burocracia. Entonces, la idea principal de este espacio hacker es estimular el diálogo y la colaboración entre personas con un mismo propósito y trabajar por la ciudadanía.

2 El principal desafío: flexibilizar la cultura burocrática

“Contagiar” esta Casa Legislativa con la cultura hacker ha sido desafiante y, digamos, perturbador. El laboratorio tiene un carácter híbrido, que no está exactamente enmarcado en los moldes convencionales de los cargos públicos. Se trata en parte de un espaciohacker con acceso libre para todos los ciudadanos, y es en otra parte un órgano de la administración pública, en este caso de la Cámara. Es la fusión de estas dos dimensiones, aparentemente paradójicas, lo que lo convierte en un organismo extraño dentro del Estado. Esta forma de ser y de actuar genera una tensión natural con la lógica lenta de desarrollo que existe en la administración pública.

Por lo tanto, existe la necesidad de trabajar en redes, reuniendo actores sociales, políticos y funcionarios públicos en una dinámica propia, que flexibilice las barreras relacionadas con la autoridad, la jerarquía funcional y otras particularidades que podrían obstaculizar el proceso de interacción. 

3 Fuerza motriz: experimentación e innovación

La incesante voluntad de llevar a cabo experimentos de todo tipo es parte de la lógica hacker. Y la forma de actuar basada en el binomio prueba-error como camino para éxitos futuros contribuye a lograr una dinámica mucho más rápida para el desarrollo de tecnología y nuevos procesos.

En resumen, esta mezcla y remezcla sin pretensiones de softwares,hardwares, aparatos, formas de pensar, metodologías, y otros procesos y mecanismos aporta un gran conocimiento sobre el objeto de estudio, permitiendo a los hackers (o innovadores) desarrollar nuevas herramientas de manera rápida, creativa, inteligente y adaptable. 

4 Resultados: significativos (e inesperados)

Los resultados de este proceso son diversos, muchos de ellos esperados y conscientemente promovidos. Otros han sido inesperados, como mencioné en el post anterior. Sin duda observamos que esta relación que a primera vista parecía poco probable ha resultado fructífera y que la ciudadanía se ha fortalecido.


Cristiano Ferri es Coordinador del Laboratorio Hacker de la Cámara de Diputados de Brasil.

Un blog del BID para aprender sobre "Open Knowledge" en América Latina y el Caribe
 

COMENTARIOS