Shelby Mustang GT500 de 1967 regresa con mayor potencia

El modelo será reproducido y tendrá un valor de 219 mil dólares
01/11/2017
14:54
Redacción Autopistas
-A +A

Shelby Mustang GT500 de 1967 está de vuelta, solo que ahora con un increíble motor de 600 caballos de fuerza, así lo anunció Revology, un fabricante de Mustangs con sede en Orlando, Florida en la Asociación de Fabricantes de Equipos Especializados en Las Vegas.

El único detalle de este maravilloso modelo es su costo, el cual será de 219 mil dólares (unos cuatro millones de pesos mexicanos).

La reproducción de este legendario vehículo se adapta a la era moderna; lejos de ser ineficiente, inseguro y lento, posee el cuerpo, la suspensión, el motor, la dirección y los frenos totalmente nuevos.

El motor de 5.0 litros, afinado por Roush, produce 600 caballos de fuerza y ​​475 libras pie de torque,  a través de una transmisión manual T56 de seis velocidades o un Ford 6R80 automático.

Construido en la propia "plataforma M58" de Revology, la suspensión delantera posee un diseño de doble horquilla, la dirección es una configuración de piñón y cremallera asistida hidráulicamente, además de que los frenos son discos en las cuatro esquinas.

El equipo estándar incluye aire acondicionado, ventanas eléctricas y cerraduras de puertas, entrada remota sin llave, control remoto liberación del maletero, limpiaparabrisas intermitente, columna de inclinación, Bluetooth, asientos de cuero, cinturones de seguridad de tres puntos y un sistema de encendido encriptado de código variable.

Con la licencia de Ford y Shelby, Revology también construye un modelo Shelby GT350 1966 valorado en 190 mil dólares (alrededor de 3.5 millones de pesos) que genera 450 caballos de fuerza con su V8 de aspiración natural.

Comparado con ese auto, el nuevo GT500 tiene una línea de transmisión modificada y cambios en la suspensión, el sistema de enfriamiento, el sistema eléctrico e incluso el cuerpo.

Los automóviles vienen con una garantía de "1-2-5" , lo que significa una garantía de un año "de parachoques a parachoques", una garantía de tren motriz de dos años (que cubre el motor, trans y eje trasero) y una garantía de corrosión de cinco años para los paneles del cuerpo.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios