Se encuentra usted aquí

¿Sabes qué es la amaxofobia?

La amaxofobia es un trastorno psicológico muy común y del que poco se habla, pues la simple idea de tener que agarrar el volante y manejar hacia un destino podría ser una causa de tener un colapso nervioso o, incluso, de paralizar a quien la padece.
¿Sabes qué es la amaxofobia?
Ya sea por un fuerte impacto emocional o por causas desconocidas, la idea de manejar puede paralizar a alguien con esta fobia (Crédito: Pixabay)
01/10/2017
13:30
Jatziri Sánchez
CDMX
-A +A

¿Conoces a alguien que se pone sumamente nervioso cuando tiene que manejar? o ¿a tú has sentido que te paraliza la simple idea de subirte a un coche y encender su motor? A este trastorno psicológico se le conoce como amaxofobia y es más común de lo que creemos.

Ya sea por causas desconocidas o por experiencias que han dejado severos traumas en la memoria de alguien, la amaxofobia, incluso, trae pensamientos apocalípticos en quien la padece, tales como 'me voy a accidentar', acompañados de nerviosismo crónico.

autopistas-11.jpg

Al principio de nuestra vida como conductores todos experimentamos una cierta sensación de miedo pero este sentimiento de estar superalertas con las manos frías desaparece gradualmente conforme sentimos confianza en el manejo... pero para quienes padecen esta fobia podría, incluso, acentuarse más.

Este padecimiento psicológico es más común en mujeres que en hombres y la edad más frecuente es entre los 30 y 40 años, de acuerdo con algunos informes.

autopistas-22.jpg

Tomar terapia psicológica es la manera más eficaz para superar la amaxofobia y, también, para dejar atrás accidentes o experiencias traumáticas que nos pusieron en esa situación, además, hay algunos tips que serán de gran ayuda: aceptar que el tráfico siempre existirá y que no tiene por qué ser una situación tan mala, practicar y tranquilizarse para que nuestras habilidades de respuesta sean mejores y darle más peso a los recuerdos que nos hicieron felices durante nuestra vida como conductores

Es sumamente importante acudir a un profesional si has desarrollado esta fobia porque, si manejar es una actividad que no puedes rechazar ya sea por trabajo o necesidad personal, la amaxofobia podría provocar lo que tanto temes: un accidente vehicular.
Recuerda: nada es eterno, ni las malas experiencias y tus ganas de superarte siempre pesarán más al miedo que te paraliza. Ánimo, confía en ti, vuelve a tomar el volante y sé feliz.

autopistas-33.jpg
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS