Probamos la nueva generación de Porsche Cayenne

Porsche sigue sofisticando sus productos que son conocidos por su gran calidad, la tercera generación de Cayenne no es la excepción
Probamos la nueva generación de Porsche Cayenne
05/04/2018
07:00
CARLOS CAVAZOS
-A +A

Aunque nunca podemos olvidar la frase de vida “si toma no maneje”, hay algo que hermana a vinos y vehículos: a mayor tradición de su productor, podemos esperar más refinamiento en el resultado de su arte.

Celebrando lo que mejor le sale a Porsche, la marca de Stuttgart refina y ajusta de manera incremental esta tercera generación de Cayenne. Sin cambios bruscos pero sí bastante significativos, las mejoras se presentan en una multitud de puntos específicos. Más atlética y de líneas más expresivas, pero con el gusto refinado que caracteriza a la marca. Su nueva construcción ligera disminuye hasta 65 kilos de peso contra la generación anterior.

07at_cayenne2-min.jpg

La marca comenzará ofreciendo en distribuidores las versiones Cayenne y Cayenne S, para complementar más adelante en el año con la Cayenne Turbo y finalmente, una versión híbrida. Para conocer sus atributos, tuvimos la oportunidad de buscar los límites dinámicos de las versiones Cayenne y Cayenne S en un recorrido espectacular de Nuevo León a Coahuila, arrancando desde el “El Manzano”, parte de la reserva natural Cumbres de Monterrey, a través de una serpenteante carretera entre pinos que desemboca en Los Lirios, Coahuila.

Esta etapa nos permitió comprobar de primera mano las bondades de este deportivo utilitario en curvas de todas las configuraciones. Horquillas, chicanas, eses y enlazadas permiten a la caravana de Cayenne experimentar con distintas técnicas y aprovechar las bondades de la suspensión activa, todo en un escenario de belleza agreste que va de altos pinales a zonas desérticas, enmarcado por muros de roca verticales. La conducción puede llevarse al gusto con las distintas modalidades precargadas de la Cayenne, cuya función más extrema es la Sport +, pero que también ofrece modos todoterreno con distintas alturas de la suspensión seleccionables desde la consola central. 

07at_cayenne3-min.jpg

Las curvas de esta ruta de montaña se vuelven más disfrutables gracias al sistema activo de control de chasis PDCC, que balancea el peso con estabilizadores electromecánicos en la suspensión, además de optimizar la tracción en la rueda que mejor la aproveche. Apoya también el eje trasero direccional, que gira al contrario del delantero para curvas cerradas, y a la par de éste para cambios de carril en velocidades altas, previniendo el coleteo.

Este tipo de recorridos es una de las razones de que los vehículos Gran Turismo reciban esa denominación, pues la experiencia de visitar un paraje con esta belleza y a bordo de un vehículo con las prestaciones y comodidades que ofrece Cayenne supera ampliamente cualquier spring break en una playa saturada de bañistas colorados.

Y qué prestaciones ofrece: Cero a 100 Km/h en 5.9, 4.9 y 3.9 segundos para las versiones Cayenne, S y Turbo respectivamente, siendo sus cifras de potencia de 340, 440 y 550 caballos. Las plantas de poder son V6 turbo, V6 biturbo y V8 biturbo, con velocidades tope de 245, 265 y 286 kilómetros por hora. No se confunda con la denominación “Turbo” de la versión 8 cilindros. Todas las versiones cuentan con turbocargador. 

La potencia es transmitida al asfalto vía una transmisión PDK de 8 cambios, y si el asfalto está ausente el sistema de tracción integral activa de serie PDCC aprovechará nieve, lodo, arena o inclusive rocas, a selección del conductor vía un panel de control en la pantalla central LCD táctil de 12 pulgadas. Esta es parte del PCM, Porsche Communication Management, el cual hace equipo con la consola central táctil en acabado piano con rotulación de comandos fijos retroiluminada.

07at_cayenne7-min.jpg

De este paraje natural salimos a un entorno distinto: Los tramos de autopista de Arteaga a Parras de la Fuente, con sus paisajes áridos y amplios horizontes, para cerrar el recorrido en la vinatería, museo y hotel boutique San Lorenzo, sede de Casa Madero, cuya fundación data de 1597, lo que le brinda el título de Bodega más antigua de América. Rodeada de 300 hectáreas de vid, la cuatro veces centenaria Hacienda sirvió de marco a la presentación oficial de la tercera generación, de código interno “E3”, de Cayenne. En este evento Porsche nos compartió una cascada de datos técnicos específicos, los cuales pautan la experiencia de primera mano que habíamos experimentado de camino al lugar.

En esta locación tuvimos oportunidad de hacer pruebas con el sistema Launch Control, que optimiza las arrancadas rápidas, para lo cual usamos la pista de aterrizaje de la Hacienda. Este sistema se activa pisando a fondo el freno, luego, sin soltar, se deja pisado a fondo el acelerador, y al quitar de golpe el pie del freno, el vehículo sale disparado. Esta función optimiza la participación del control de tracción y la aplicación de potencia, para arrojar el mejor tiempo de arrancada. Ayuda a esta experiencia la configuración de llantas del eje posterior, más anchas que las correspondientes al delantero.

Merece mención aparte el novedoso sistema opcional de frenado Porsche Surface Coated Brake, con discos de superficie micrométrica en carburo de tungsteno, que supera la tecnología cerámica. No genera polvos que ensucien los rines o calipers, estos últimos harán énfasis en este avance técnico ostentando un acabado en color blanco. La superficie de los discos con el uso tenderá a presentar un acabado espejo de apariencia prístina, similar al corazón de un telescopio newtoniano. Estos discos no se rectifican, como pasa con los tradicionales de acero, sino que por su durabilidad extendida se utilizan hasta que termina su vida útil y se sustituyen.

cayenne_s_press_launch_crete_2017_porsche_ag_1-min.jpg

En cuanto a aerodinámica destaca el funcionamiento del alerón trasero activo, que se mantiene oculto hasta los 160 km/h, por encima de lo cual se despliega parcialmente en modo performance para aportar fuerza descendente al eje posterior. Al seleccionar la modalidad de conducción sport plus sobresale adicionalmente, para mejorar el comportamiento en pista. En caso de que el techo panorámico esté abierto el alerón se eleva aún más, para compensar la turbulencia de este accesorio, y su función más extrema es el modo airbrake, que se activa en frenadas de emergencia que se presenten por encima de los 170 Km/h. Los desarrolladores estiman que con esta función la distancia de frenado de 250 Km/h a cero se reduce en 2 metros. 

La marca ha puesto en el mercado, desde el lanzamiento de Cayenne como año modelo 2003, más de 700 mil unidades. Sólo en 2017 colocaron 64 mil ejemplares a nivel mundial, de las cuales más de 3 mil fueron aprovechadas por entusiastas mexicanos.

La gama de precios de inicio está definida para la versión de entrada en 1 millón 330 mil 500 pesos, para la Cayenne S en 1 millón 525 mil 900 y la Turbo se ubica en 2 millones 212 mil 500, todo esto con las opciones adicionales de personalizado que el entusiasta defina.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS