Probamos la nueva generación de Mercedes-Benz Clase A

Con cambios sustanciales y notorios, el nuevo modelo del auto más pequeño de la marca alemana no decepciona
Probamos la nueva generación de Mercedes Clase A
05/05/2018
09:00
Diego Guilbert
-A +A

La primera entrega de la Clase A de Mercedes-Benz fue una ligera sorpresa para los entusiastas de la marca por su extraña forma en los parámetros estéticos y de desempeño de la marca. La segunda puntualizó sus virtudes y reforzó su identidad como un vehículo distinto a lo presente en el catálogo de la firma de Stuttgart pero con una propuesta interesante y única en el mercado. 

mercedes_clase_a1.jpg

La tercera generación, comercializada de 2012 a 2018, argumentativamente fue un éxito para la compañía pues le brindó un carácter de juventud y amplió el espectro de clientes de la marca para resultar un buen referente en ventas propias. Sin embargo, al momento de compararlo con su competencia más cercana (el BMW Serie 1), el pequeño Mercedes quedaba corto en cada uno de los apartados a evaluar. 

En la más reciente renovación de este modelo, los cambios fueron precisos pero sustanciales para convertir a este auto de algo meramente estratégico a un verdadero merecedor de cargar con el apellido Benz. 

mercedes_clase_a2.jpg

Aunque hay tres versiones de motor disponibles en esta renovación, las que nos importan al mercado mexicano son las versiones A200 y A250, ya que la tercera es propulsada por diesel y su llegada está descartada para nuestro país. 

Para conocerlas, fuimos invitados a manejar este modelo a una tierra personalmente desconocida, la Costa Dálmata en Croacia, de manera más precisa: de Split a Dubrovnik. 

mercedes_clase_a3.jpg

En este recorrido de dos días, manejamos ambas versiones en un entorno que le favorece en términos de estar a la altura del mar y además, escenarios espectaculares que volvían sumamente disfrutable el camino. 

La Clase A en su configuración A200 no es tan distinto a lo esperado; empuja lo suficientemente fuerte a bajas revoluciones y aunque es necesario pisar el acelerador vigorosamente para obtener lo mejor de su desempeño, tenemos un manejo ágil y sin la ansiedad de sentirnos en un vehículo pequeño. 

mercedes_clase_a4.jpg

Por su parte, el A250 es una interesante revolución en favor a lo que debió ser la generación anterior. Es decir, un vehículo veloz, ligero y altamente tecnológico para un sector del mercado que busca un diferenciador estético con argumentos en el desempeño para justificar su compra. 

mercedes_clase_a5.jpg
 
La agradable sensación de manejo es solo un acompañamiento de la principal estrategia de Mercedes-Benz para conquistar a un público muy específico, los amantes de la tecnología. Para tal tarea, la firma alemana ha dotado de muchos elementos de asistencia personal para satisfacer las solicitudes más caprichosas de los clientes. Desde poner una canción de Los Temerarios, hasta solicitar asistencia de una grúa por algún accidente. Estas demandas son cumplidas a través del sistema MBUX, el cual funciona como un Google Home o un Amazon Alexa.

mercedes_clase_a6.jpg 

El nuevo Mercedes-Benz Clase A llegará a México en agosto y es interesante, pero la marca asegura mantendrá su precio actual por encima de los 500 mil pesos. 

mercedes_clase_a7.jpg

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS