Se encuentra usted aquí

La personalidad de los conductores

Identificar qué tipo de conducta tenemos ante el volante nos ayudará a mejorar y conducir seguro
Personalidad del conductor
Existen rasgos de personalidad que pueden explicar la agresión en la conducción (Fotos: Pixabay)
17/01/2018
12:12
Redacción
CDMX
-A +A

Haz escuchado el famoso, “dime cómo manejas y te diré quién eres”, aquí te vamos a decir las diferentes personalidades que existen en los conductores.

sociabilidad.jpg

¿Te gustaría saber cómo eres al volante?

Según el modelo de los cinco alternativos de Marvin Zuckerman existen 5 diferentes personalidades:

Agresión/Hostilidad:

Tiende a comportarse de forma agresiva, grosera y desconsiderada, y a mostrar una conducta antisocial, vengativa y maliciosa.

Ejemplo: Cuando tocas el claxon desesperadamente o comienzas a insultar a los demás conductores.

Impulsividad/Búsqueda de Sensaciones:

Trata en la búsqueda de sensaciones que incluye la necesidad de experimentar nuevas emociones,situaciones y asumir riesgos.

Ejemplo: Rebasar a los otros autos en situaciones complicadas para llegar a su destino más rápido, incluso estacionarse al primer intento. 

Ansiedad/Neuroticismo:

Evalúa aspectos de personalidad relacionados con una tendencia a experimentar estados afectivos de connotación negativa, incluyendo sentimientos de ansiedad y tensión emocional, estados de ánimos depresivos, preocupación, indecisión, sensibilidad a la crítica y falta de confianza.

Ejemplos: Cuando un conductor lo insulta, se siente desconcertado y siente que algo hizo mal. A partir de una agresión, este conductor se pondrá nervioso y manejará con dificultad.

Sociabilidad: Es la predisposición de la persona para compartir el tiempo con amigos, involucrarse en actividades lúdicas con otros y su incapacidad para estar en soledad.

Ejemplo: Cuando lleva a personas en el auto, no le gusta que le digan cómo manejar y disfruta mucho de la charla.

Activación: El conductor debe mantenerse continuamente activo y su preferencia es hacia tareas desafiantes que requieren esfuerzo y dedicación. Confía en sus capacidades al volante.

Ejemplo: Son los conductores que platican mientras escuchan música y que a la vez manejan bien, no van rápido ni lento, sino moderadamente.

Debemos reconocer la personalidad que cada uno tiene en el manejo y tomar en cuenta que, así como entre nosotros hay diferencias, es importante el respeto en todo momento. Se recomienda hacer una autoevaluación y tratar de mejorar nuestra actitud, siempre.

activo.jpg

Es preciso evitar que las emociones nos dominen mientras conducimos. 
 

Artículo

Hábitos de un conductor con clase

Manejar un automóvil no se limita a tener el tanque lleno de gasolina ni a evitar chocar con el de enfrente.
Hábitos de un conductor con claseHábitos de un conductor con clase

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS