Se encuentra usted aquí

Industria automotriz se solidariza

Corporativos, plantas y distribuidores ayudan a México
23/09/2017
14:34
Christian Pérez Vega
-A +A

En este último mes, nuestro país ha  pasando por momentos difíciles, debido a las catástrofes de hace algunos días. Primero, el pasado 7 de septiembre, los estados de Chiapas, Oaxaca y Tabasco fueron afectados por el terremoto de 8.2 grados en escala de Richter. Posteriormente, las entidades del norte del país, como Baja California Sur, fueron alcanzadas por la tormenta tropical Lidia que dejó afectaciones a su paso. Finalmente, esta semana la CDMX, Morelos y Puebla fueron azotados por otro terremoto, éste de 7.1 grados, mismo que ha dejado alrededor de 250 muertos y miles de damnificados.

Ante esta situación, la industria automotriz no se ha quedado con los brazos cruzados. Desde las mismas marcas (comenzando por las personas de corporativos, plantas y distribuidoras) hasta los colegas de la prensa especializada y empresas de logística, se han sumado a las tareas de rescate y brigadas de auxilio para el reparto de víveres para las personas que trabajan en los escombros y  los damnificados.

 Algunas marcas como FCA, a través de su Fundación FCA, han entregado  picos, palas y barretas a la SEDENA para las labores de rescate. También han prestado  unidades de carga de su portafolio  para el traslado de apoyo a las comunidades afectadas. Otras compañías han alentado a su personal para ser parte de los donativos, tal como lo hizo KIA desde su planta en Pesquería, Nuevo León, donde los empleados de oficina y línea de producción han mostrado su solidaridad al aportar botellas de agua potable, alimentos enlatados y diferentes artículos básicos. Ford también abrió las puertas de  sus instalaciones, incluyendo las plantas de la empresa en Hermosillo y Estado de México, donde reciben   donativos de los trabajadores y las personas de las comunidades aledañas, para ser entregados después por un equipo de voluntarios de Ford a bordo de vehículos de la marca. 

Otras marcas han habilitado sus distribuidoras como centros de acopio como McLaren de  México o Daimler. Esta última también puso, a través de sus empresas Mercedes-Benz, Daimler Vehículos Comerciales, Mercedes-Benz Autobuses y Daimler Financial Services, sus  vehículos ligeros y pesados a la disposición de la Cruz Roja Mexicana para satisfacer las necesidades actuales de transportar materiales, herramienta, víveres y personas.

Más formas de contribuir por parte de la industria fueron mediante el préstamo de algunas unidades de prensa para que los periodistas especializados en esta fuente, que tampoco se quedaron con los brazos cruzados,  pudieran entregar la ayuda recolectada por su propia cuenta. Unidades como Tacoma, F-250 Super Duty, Mazda CX9, entre otras, están siendo utilizadas para llevar la ayuda a las comunidades más afectadas en la CDMX, Morelos y Puebla.

También empresas de logística como Traxión,  puso a disposición  camiones y autobuses para trasladar rescatistas y ayuda. 

Es así como compañías  del ramo automotriz y  también los periodistas de la fuente, se han puesto los guantes, cascos y cubrebocas para entrar a los derrumbes y cargar piedras pesadas, todo con el firme proposito  de aportar en esta labor de ayuda a las víctimas. Todo para decir #FuerzaMéxico. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS