El Jeep Compass se topa con su destino

¡Esto sí es un Jeep, caray! El SUV compacto nos hace olvidar por completo las distorsiones de su pasado
10/09/2017
06:53
PABLO GARCÍA
-A +A

Ahí va una pregunta complicada: ¿qué era la anterior generación del Compass? Una camioneta para ciudad de personalidad blanda; un diseño de carrocería con aristas desagradables que ni varios facelifts pudieron arreglar; un SUV producto de una época confusa (casi un limbo) para Jeep; una franca desgracia. Ese Compass era todo eso, menos un Jeep. Era cualquier cosa, menos un miembro de la familia de los “vehículos más capaces sobre la Tierra” (slogan bastante ‘volado’, claro, pero que puede encontrar justificación o sustento en una rica  historia de 75 años). 

Jeep quisiera que todo mundo olvidara ese Compass, de un jalón. Su deseo nos parece clarísimo porque hemos conocido ya, con detalle suficiente, al vehículo llamado a borrar su memoria... el Compass 2018 (¡duh!) (Ojo: el mentado nombre bien pudo enterrarse para siempre, pero sabemos que tras muy intensas discusiones entre mercadólogos de FCA se decidió presentar como una nueva generación, radicalmente renovada.)  

jeep_01.jpg

¿A cuántos años luz, entonces, se encuentra el Compass 2018 de su antecesor? ¿De aquí a Alpha Centauri? Sí, más o menos. Casi nos parece demasiado fácil la comparación, aunque justa desde el punto de vista más estricto. De todas formas, este nuevo Compass puede medirse y superar casi a cualquiera de su segmento, por una simple razón: pasa por caminos y veredas por donde ningún SUV que cueste menos de 600 mil pesos pasa. 

Sí, sí, estamos usando como referencia mental la versión Trailhawk, tope de gama, con su tracción total con modo 4WD Low (que reproduce, en forma del todo creíble, las funciones de una marcha reductora) y posibilidad de selección de cinco modos de manejo según las condiciones del terreno (auto, arena, nieve, lodo y rocas). 

jeep_02.jpg

Estas características, en conjunción con, por ejemplo, unas defensas delanteras exclusivas que permiten un ángulo de ataque de 30 grados (respetabilísimo); el control de descenso electrónico; vadeos de hasta 480 mm o agresivas llantas todoterreno en rines de 17 pulgadas, le dan a cualquiera argumentos para decir que este Compass se puso serio en el campo que más importa: el de la aventura. La versión Trailhawk tiene una transmisión automática de nueve velocidades y cuesta $ 659,900. 

Para ser, hay que parecer.  Describimos lo bueno que es el Compass a la hora de salirse del asfalto para dejar patente el meritorio esfuerzo de diseño de Jeep, pero para nada queremos decir que solo la encarnación 4x4 es competente. Las versiones ‘tranquilas’ (Latitude, Limited y Limited Premium), con su transmisión de seis velocidades y el motor cuatro cilindros denominado Tigershark, de 2.4 litros, son del todo disfrutables. La suspensión (independiente en ambos ejes) se siente avanzada, propia de un vehículo en una gama más alta. 

jeep_03.jpg

Pero lo que más nos gusta es su tamaño y la armonía de sus proporciones. Ni grande, ni pequeña (si crees que con esto estamos diciendo una simpleza, tienes razón, pero nos apoya el nombre formal de la nueva plataforma que da pie al Compass: Small Wide). El caso es que  los que juzgan al Renegade como un Jeep ‘sanforizado’ y al Grand Cherokee como una ostentación innecesaria en un entorno de ciudad, van a encontrar perfecto al Compass. Y lo mejor es que sí se ve como un Jeep.

Nos referimos a su canónica parrilla de siete barras, cada una de ellas sobresaliendo en un fondo negro brillante, impactante; también a la forma de la salpicadera, casi un cuadrado incrustado por arriba de las ruedas. Y las defensas robustas. Y el techo negro opcional. Y los faros LED traseros y delanteros...

El diseño es muy acertado. Transmite agresividad, aunque por dentro todo esté orientado a la comodidad, a pesar de unos asientos que nos parecieron demasiado estrechos y deficientes a la hora de ofrecer soporte por varias horas.  

Nos familiarizamos de inmediato con la pantalla touch de 8.4 pulgadas, pues su sensibilidad, rapidez y resolución de imágenes es de las mejores que hemos probado, en su segmento. ¿Apple Car Play y Android Auto? Sí, integración total. Y el sistema de sonido Audio Beats (ajá, ese que desarrolló Dr. Dre), con nueve  bocinas y subwoofer, no defrauda.

Arranca en $499,900, con la configuración Latitude. Limited y Limited Premium, a $539,900 y $584,900.

ESPECIFICACIONES

MOTOR2.4 litros / 4 cilindros TigerShark
POTENCIA180 hp
TORQUE 175 libras-pie
TRANSMISIÓN  Automática de 6 o 9 velocidades
PRECIO A partir de $499,900 

14.1 kilómetros por litro:   rendimiento combinado de combustible.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS