¿Cuánto durarán los autos eléctricos en el mercado?

Los avances en la tecnología de la batería podrían volver obsoletos a los vehículos eléctricos que están en el mercado hoy en día
02/01/2018
14:14
-A +A

Es tentador pensar que los vehículos eléctricos (VE) son inmunes al mismo tipo de desgaste que sufren los vehículos de combustión interna. Pues sus motores, en estos casos baterías, no potencian al cuatro ruedas de la misma forma, sin embargo hay algunos elementos que se deben tener en cuenta. 

Para comenzar, la batería siempre será el componente más costoso de un VE, y estas son a las que los fabricantes le han dedicado más tiempo y recursos para su desarrollo. Otro aspecto importante de las baterías es el impacto ambiental de su producción y la relación con la vida útil de un VE, pues es sabido que los metales necesarios para construirlas son la parte más “sucia” del proceso. Este es un problema que aún no se ha podido resolver. 

2017-chevrolet-bolt-ev.jpg

Cuando un VE o un híbrido económico alcanza cierto kilometraje, ¿los dueños invertirán en una batería nueva o en un automóvil nuevo? La economía dicta lo que se tiene que hacer con uno de estos cuando cumple 10 años y su batería alcanza los 300 mil kilómetros, hay que enviarlos al deshuesadero. 

Es más probable que los avances en la tecnología de las baterías hagan que los VE anteriores se vuelvan obsoletos en el mercado de una forma que no ha sucedido con los autos de combustión interna. Basta con mirar los precios de las laptops de hace 5 años, no hay nada que haga que el hardware sea obsoleto e inútil como el progreso tecnológico.  Ya hay un par de ejemplos evidentes en el mercado: el Ford Focus Electric y su rango de 160 kilómetros se ve superado por las distancias ofrecidas por el Chevrolet Bolt y el último Nissan Leaf

nissan_leaf_2017.jpg

¿Cuánto valdrá un Leaf 2017 en 10 años? Más importante aún, ¿valdrá la pena arreglarlo o actualizarlo cuando 800 kilómetros de autonomía se conviertan en el mínimo? Esa distancia está más cerca de lo que cree. Un EV más viejo con un rango menor estará en desventaja.

Todavía vemos SUVs con motor de gasolina de 20 años de uso diaro, pero ¿qué tan probable es que veamos SUVs eléctricos de 20 años en las carreteras en dos décadas? Es probable que la depreciación y el desgaste de los carros eléctricos y SUV de altos precios superen la trayectoria de los costosos automóviles de lujo con motor de gasolina.

focus-electric.jpg

Sobre el tema de la capacidad de actualización, 40 años después de su introducción, el Volvo 240 sigue siendo barato de mantener o un Toyota Camry de 20 años; ambos están ahora totalmente depreciados y requieren un mantenimiento relativamente económico, incluso si es frecuente. ¿Los autmóviles eléctricos serán tan fáciles de reparar y usar diariamente en 30 años como un Volvo 240? Para que esto sea posible, los fabricantes deberán hacer componentes que sigan el ritmo de la tecnología de la batería y permitan que los EV producidos hoy sean al menos algo actualizables en el futuro. Esto significa que un 2017 Nissan Leaf tendrá que ser tan económico de arreglar y usar en 30 años a partir de ahora como lo es hoy un Toyota Camry de 30 años.

¿Suena probable? Esperamos que sí, porque la alternativa es que el Leaf estará algo vivo pero inutilizable debido a la incompatibilidad de la tecnología de la batería moderna (en 30 años). Esto hace que la capacidad de actualización de los vehículos eléctricos sea un imperativo para los fabricantes de automóviles y los proveedores.

electric-car-battery_56.jpg

Por último, está el problema de la tecnología de baterías en sí misma. Las baterías de estado sólido y una reducción en el costo de su fabricación son una prioridad por razones comerciales y ambientales. Las baterías "líquidas", como las actuales de iones de litio, probablemente deberían verse como una forma de almacenamiento de energía temporal e insostenible para los EV a largo plazo, dado el costo y la dificultad de su reciclaje. 

Las baterías tradicionales de iones de litio se están acercando a su máximo potencial; no hay mucha más capacidad de almacenamiento de energía o longevidad que pueda ser extraída de los diseños actuales. Esto no solo hace que la cantidad actual de vehículos eléctricos se vea obligada a modernizarse o retirarse por regulaciones ambientales y de seguridad casi tan pronto como surja una alternativa más segura y ligera. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS