Se encuentra usted aquí

BMW K 1600 B: muy americana

Una hermosa recién llegada al mundo del Gran Turismo
03/09/2017
06:49
Motorette
-A +A

Lo que significa el término bagger con precisión es todavía un asunto que se discute. ¿Puede ser casi cualquier motocicleta de cuadro robusto, voluminoso, hecha para recorrer las largas carreteras interestatales del país vecino al norte, con una postura más bien tecnológicamente conservadora? Sí, puede. Otros dirán que si la moto no ostenta piezas de equipaje contundentes en los costados traseros, no puede ser una verdadera bagger. Después de todo, la palabra viene de bag, ¿o no?
Y sí. Pero lo bueno de vivir en estos tiempos tan libres y creativos es que se tiene oportunidad de apreciar diferentes interpretaciones de un mismo concepto. Acabamos de conocer, en su presentación formal en sociedad mexicana, la BMW K 1600 B. No lo duden: es una bagger hecha y derecha.

El origen. Todo comenzó con la presentación del estudio conceptual “Concept 101”, en la primavera de 2015, en el Concorso d’Eleganza Villa d’Este. Fue un capítulo especialmente interesante en la historia de Motorrad Concept Bikes, que no podía mantenerse en los límites de la experimentación durante mucho tiempo. Su traducción al mundo real, al de las motos de serie, vino con la K 1600 B, una invitación al motociclismo para largos viajes, con sueños de libertad e independencia incluidos. Tal cual, un producto cargado con los ideales del “Grand American Touring”, pero con tecnología de punta. 

bmw_01.jpg

Y por tecnología de punta nos referimos al ya famoso motor de seis cilindros en línea e impresionante potencia de 160 hp.

La fidelidad bagger.  El lenguaje de formas de la BMW K 1600 B es un estudio del estilo bagger contemporáneo. Cumple con esta exigencia, en parte, al ser completamente negra (con precisión, el tema de color se llama blackstorm metálico en los componentes del chasís y del tren motriz, muy radical).

bmw_02.jpg

Tiene ‘facha’ de moto personalizada y exclusiva, al estilo estadounidense. Además, características de una bagger son la silueta con forma de gota, cuyo punto más bajo es el carenado frontal; también la línea alargada y descendente en la parte de atrás, así como la maleta lateral colocada en posición profunda y, asociadas con este streamlining, unidades de luces traseras muy bien integradas. 

Nuevos escapes completamente cromados rematan de forma paralela las líneas del carril y muy orgánicamente la línea de diseño de la bagger.

bmw_03.jpg

Más notas sobre su diseño: su carenado con un parabrisas de corte ajustado y dinámico hace que la K 1600 B se vea particularmente imponente y potente. El los laterales, las aletas deflectoras se movieron más hacia atrás, para proporcionar una protección especial contra viento y elementos climáticos. Los deflectores de aire protegen las manos del conductor. En armonía con el lenguaje de formas, los dos espejos están integrados en una gran superficie reflejante. Tal cual, una moto llena de detalles con mucho mérito de diseño.

Por último, una descripción del otro elemento destacado: su suspensión. Está controlada de forma electrónica, con un sistema llamado Dynamic ESA. Tiene dos modos de ajuste: Road y Cruise, que le permiten combinar estabilidad de conducción y dinamismo extraordinario, como ninguna bagger clásica podría tener, francamente. Las ventajas de vivir en pleno siglo XXI y de contar con la inmensa inversión en tecnología de BMW. 
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS