aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Terra Madre, irresistible placer


Jueves 08 de noviembre de 2012 Alicia Gironella De'Angeli | El Universal12:52

Después de los agitados días en Torino,  Italia, donde tuvimos la gran experiencia de estar en el Salón del Gusto dentro de las actividades del evento de Terra Madre, fuimos parte de los delegados, donde la presencia de México fue notable gracias a la participación de los pequeños productores y el apoyo de la Secretaría de Turismo (Sectur).

Quiero señalar que esta columna la estamos escribiendo los que hemos tenido la suerte y el gusto de estar presentes en tan  maravilloso evento como es Terra Madre.

A continuación le cedo la palabra a Ada Valencia, líder de Slow Food el Bajío, para que les cuente la emoción que vivió al momento de  hablar ante el presidio de los delegados en la clausura del congreso.

“Es difícil de expresar tantos sentimientos que surgieron. Mis dos Alicias en el pódium, una a la derecha y la otra a la izquierda. Una de México,  otra de Estados Unidos; una es Gironella y la otra Waters, la primera es Presidenta de Slow Food México y la segunda vicepresidente de Slow Food mundial.

“La voz de Alicia Gironella unió a México, hizo énfasis en que la cocina mexicana es patrimonio cultural e  inmaterial de la humanidad, reconocida por la UNESCO.

“Asimismo, su discurso estuvo lleno de detalles, tales como explicar nuestra cocina mexicana y abrazó especialmente al Semillatón, del cual nos compartió que fue un proyecto que surgió de la urgencia por ayudar a los tarahumaras a cuidar su maíz de la sequia.

“En medio de todo, Carlo Petrini la escuchaba con especial atención. Carlo es un líder alegre, lleno de ideas que brotan como diferentes semillas desde hace más de 25 años.

“Hoy se nos dijo que estamos listos para elevar la colectividad de Slow Food, la cual rebasó a las más de 200 mil personas en esta edición de Terra Madre, Salón del Gusto y VI Congreso.

“Al terminar la clausura, Petrini dedicó un especial abrazo a Alicia Gironella,   lleno de complicidad, se podía sentir la gran amistad de tantos años y a pesar de que ella le dijo que era su última vez en Terra Madre, él le contestó que personalmente iría por ella a cargarle las maletas en dos años, así que en 2014 tendrían una cita en Turín”,  afirmó Ada Valencia.

Cabe señalar la gran cordialidad, alegría y, sobre todo, la complicidad que nos une y detiene en este hilo que sostiene toda la red en más de 150 países de Slow Food.

Las conferencias abarrotadas para aprender a educar el gusto, tener el placer para degustar los productos que nos da la madre tierra y el ingenio humano.

Entre cenas y ponencias, cada delegado de los países presentes tuvimos un espacio para intercambiar nuestras experiencias. La delegación mexicana está compuesta por varios convivios, entre ellos tuvimos el gusto de que nombraran a Puebla como gastronomía representante de México.

Sin duda, Slow Food superó las expectativas, se nota el trabajo de equipo y el gran amor que cada uno le imprime. Felicidades a los organizadores y participantes en tan único y sublime evento.



PUBLICIDAD