aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Hallan bacterias antiguas en el fondo marino

Estos organismos sobreviven con un metabolismo lento y recursos que datan de la era de los dinosaurios, son un modelo para la búsqueda de vida en otros planetas

Los microorganismos fueron hallados en lo profundo del Océano Pacífico. (Foto: Archivo El Universal )

Viernes 18 de mayo de 2012 EFE | El Universal14:13
Comenta la Nota

Un equipo internacional de científicos ha encontrado bacterias que sobreviven, con un metabolismo extremadamente lento, en sedimentos bajo el fondo del océano que datan de 86 millones de años, informó esta semana la revista Science.

Algunos de estos organismos, alojados a unos 30 metros de profundidad en el suelo del océano Pacífico y lejos de la luz del sol y nutrientes frescos, pueden tener unos mil años de edad, o quizá millones, según los investigadores.

"Las comunidades de microbios pueden subsistir en la profundidad de los sedimentos marinos sin un suministro fresco de materia orgánica durante millones de años", afirmó el equipo, encabeza do por Hans Roy de la Universidad Aarhus, en Dinamarca.

La forma en que estos organismos se las arreglan para seguir vivos es que están apenas vivos: se han adaptado a existir en un sitio con recursos tan escasos aminorando su metabolismo al punto en que pueden nutrirse de trazas de oxígeno y una dieta ínfima de materia orgánica.

"Estos organismos viven con tal parsimonia que, cuando los observamos con nuestra escala del tiempo, es casi una animación suspendida", agregó Roy. "La lección principal es que tenemos que dejar de considerar la vida exclusivamente de acuerdo con nuestra escala del tiempo".

La investigación tiene connotaciones, asimismo, para los científicos que buscan formas de vida en otros planetas y galaxias, donde existen condiciones ambientales inhóspitas para las formas de vida que se consideran posibles en la Tierra.

El equipo de Roy navegó hasta un sitio en el océano Pacífico, entre el ecuador y la latitud 30 Norte, y las longitudes 140 y 155 Oeste, lejos de las masas continentales más grandes y, de esa forma, apartado del polvo acarreado por el viento o los sedimentos movidos por las corrientes marinas.

De esta forma se aseguraron que el fondo marino sería, esencialmente, un desierto sobre el cual ha caído muy poca materia orgánica.

Los científicos no se sorprendieron mucho cuando encontraron más microbios en la capa superior de los sedimentos que en el fondo, pero aún en el extremo inferior de las muestras extraídas, en una arcilla roja que no había estado expuesta al oxígeno, la luz solar o materiales nutrientes desde el período cretáceo, hallaron bacterias vivas.

"Esos microbios no han recibido nutrientes desde que los dinosaurios caminaban por este planeta", dijo Roy. "Las bacterias que sobreviven allí son las que han sido capaces de subsistir con la cantidad mínima de alimento".

Lee articulo original en inlgés

gpdm



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD