aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El coeficiente intelectual varía durante la adolescencia

El estudio no ofrece pistas sobre por qué las fluctuaciones se producen, pero plantea la posibilidad de que el cerebro aún es moldeable

Los cerebros en los que se registró un aumento en el verbal IQ cambiaron las zonas relacionadas con el habla (arriba), mientras los que aumentaron sus capacidades no verbales se modificó la zona de cerebelo que controla el movimiento (abajo). (Foto: Especial Science )

Domingo 23 de octubre de 2011 GDA / El Mercurio | El Universal00:31
Comenta la Nota

Hasta ahora se creía que la inteligencia humana se mantenía estable a lo largo de los años. Sin embargo, una investigación del University College de Londres concluyó que el coeficiente intelectual (C.I.) puede variar durante la adolescencia.

El estudio, publicado en la revista Nature, evaluó a jóvenes de entre 12 y 16 años. Se les tomó un escáner cerebral y se les realizaron tests de inteligencia.

Cuatro años más tarde, los jóvenes fueron estudiados nuevamente. Algunos adolescentes mejoraron sus resultados cerca de 20 puntos, y otros empeoraron en una proporción parecida.

También cambiaba la sustancia gris del cerebro. Los científicos no saben las razones de la variación.

Se cree que podría deberse a la educación y al hecho de que el cerebro es moldeable.

"Estos cambios son reales se reflejan en el cerebro. La actitud de la gente es decidir desde el principio que este es un chico inteligente, y esto no es un chico inteligente, pero esto sugiere que no se puede hacer esa evaluación en la adolescencia ", dijo la neurocientífica Cathy Price, principal autora del estudio.

"Los resultados son muy emocionantes. La gente ha pensado que el IQ es fijo o que se convierta en estable a muy temprana edad, pero aquí hay evidencia significativa de que la variación existe y continúa hasta la adolescencia", dijo John Gabrieli, un neurocientífico del Instituto de Tecnología de Massachusetts en Cambridge, que no participó en el estudio.

El estudio no ofrece pistas sobre por qué las fluctuaciones se producen. Pero plantea la posibilidad de que la capacitación y otras intervenciones que podrían mejorar el rendimiento, comentó a Science Frances Jensen, neurólogo y neurocientífico de la Escuela Médica de Harvard y el Hospital Infantil de Boston.

"Este es un mensaje confuso realmente agradable para los adolescentes. Esto sugiere que todavía hay plasticidad en este momento ... por lo que aún pueden trabajar en las debilidades y potenciar fortalezas", dijo.

 

Más información (en inglés):

Leer artículo original: Science

Leer estudio original: Nature

 

vrs



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD