aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Urgen a desarrollar nanotecnología en México

El director del Centro de Investigaciones en Micro y Nanotecnología de la Universidad Veracruzana, Pedro García, afirma que le país tiene que invertir en ciencia para no rezagarse de la innovación tecnológica
Jueves 16 de junio de 2011 Renata Sánchez/Enviada | El Universal17:29
Comenta la Nota

México tiene que impulsar la innovación tecnológica, para no quedarse atrás en el panorama mundial, como le sucedió en el campo de la microelectrónica, así lo advirtió Pedro García, director del Centro de Investigaciones en Micro y Nanotecnología de la Universidad Veracruzana.

Para no depender de tecnología extranjera, dijo el investigador Pedro García, México tiene que invertir en ciencia y tecnología, sobre todo en áreas de vanguardia como la nanotecnología.

Como una muestra de lo que pueden hacer los investigadores mexicanos en los campos de la micro y nanotecnología, dijo, está el trabajo realizado en el Centro que depende de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Veracruzana.

Durante la tercera edición regional del Taller Jack F. Ealy de Periodismo Científico, que se realiza en Veracruz, los más de 100 periodistas participantes visitaron los laboratorios de Microelectrónica y el de Materiales avanzados del centro de investigación.

Los investigadores del centro trabajan en el desarrollo de nanomateriales, biosensores, biolubricantes y nanorecubrimientos, entre otras aplicaciones para la industria metalúrgica, el sector salud y el área de los hidrocarburos.

Entre los proyectos que se desarrollan en el centro está la creación de un biosensor para diagnosticar y tratar en forma rápida y segura el dengue.

La investigadora Claudia Mendoza, quien dirige el proyecto de creación del biosensor, explicó que se busca que el dispositivo no sólo identifique al virus del dengue, sino que también desencadene un proceso de inmunización, similar a lo que hacen las vacunas, directamente en las células.

Otro proyecto que se desarrolla en el centro es el que dirige la investigadora Teresa Fernández y que busca crear biolubricantes con grasa animal y vegetal. Estos permitirían sustituir al petróleo como materia prima para fabricar los lubricantes, con lo cual se tendrían compuestos más amigables con el medio ambiente.

Desde su creación, en 2005, este centro ha recibido 90 millones de pesos para el desarrollo de proyectos de investigación y registro de patentes. Además, permitió la creación de cinco nuevas licenciaturas, entre ellas, ingeniería mecatrónica, ingeniería en informática e ingeniería eléctrica.

niz/crs



Comenta la Nota.
PUBLICIDAD