aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




El Molcajete: Una hermoso utensilio de la cocina mexicana

El molcajete, utensilio de piedra volcánica que sirvió para la elaboración de salsas que degustaron emperadores aztecas y hasta los conquistadores, ha vencido al tiempo y sigue siendo símbolo de la cultura gastronómica de México

El molcajete desde hace 6 mil años fue inventado en Mesoamérica. (Foto: Archivo )

Sábado 27 de junio de 2009 Adriana Durán Ávila | El Universal00:24

Por siglos uno de las herramientas indispensables para realizar las salsas, fueron los molcajetes, palabra que procede de Molcaxitl; que quiere decir cajete para salsa, del náhuatl: mulli, igual a mole, salsa y caxitl de cajete; que los hay de piedra y de barro.

Este mortero ha sido empleado en la elaboración de alimentos desde la época prehispánica, es de uso común hasta la actualidad en los estados del centro y sur de México.

Este a su vez tiene una piedra adicional, llamada tejolote del náhuatl: tetl, que quiere decir piedra y xolouia, que es machacar o pulverizar.

El molcajete desde hace 6 mil años fue inventado en Mesoamérica. No han cambiado mucho, pocas han sido las variantes.

Para la elaboración de un molcajete, el artesano con amor y tesón, redondea la piedra volcánica con herramientas especiales como la picadera, hecha de hierro forjado.

Poblados como San Salvador El Seco, en Puebla y Comonfort, Guanajuato son especialista en la elaboración de tan hermoso utensilio de cocina, que da un sabor especial a las salsas mexicanas.

En la actualidad constituye una de las herramientas básicas de la cocina en las comunidades indígenas y un signo del gusto por la buena mesa, pues hay quien dice que una buena salsa es la que se hace en molcajete y no en licuadora.

En este bellísimo utensilio se pueden elaborar gran variedad de salsa, purés, moles y suculentas mezclas blandas.

Otro de los detalles de valor que brinda, es la durabilidad, ya que podría pasar de generación en generación, prueba de ello es el que se encontró en unas tumbas en la región de Tehuacán, Puebla, donde se halló en perfecto estado un molcajete, salsa verde con chile, tortillas, tamales, calabazas, lo que día a día consume el mexicano.

mjgj



PUBLICIDAD