aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Bastón, un apoyo fundamental

Brindan equilibrio, apoyo al caminar y se encargan de 25% del peso corporal

El bastón ayuda a personas que sufren de artritis, problemas de equilibrio, dolor o lesiones. (Foto: Especial )

Lunes 25 de mayo de 2009 Silvia Ojanguren | El Universal09:16

La personas que sufren para caminar, que necesitan en que apoyarse, lo saben un bastón puede marcar la diferencia entre una vida activa y el aislamiento. Quienes sufren al caminar debido a artritis, problemas de equilibrio, dolor o lesiones, no deben evitar su uso al andador sólo porque temen a símbolos de la ancianidad.

Antes de desechar un bastón, la gente debe conocer la opinión de los expertos incluida en la última edición de Mayo Clinic Women's HealthSource: Bastones: Brindan equilibrio y apoyo para caminar, se encargan de 25% del peso corporal. Existen varios tipos. Los de aluminio son ajustables y los de madera deben cortarse a la medida. Para uso diario, probablemente no sea lo más cómodo optar por un estilo de bastón curvo, sino por uno de puño con cuello de cisne, que es más plano, coloca el peso del usuario justo sobre la vara y posiblemente permitirá sentirse mejor.

Puntos de apoyo

Dicen que para que el bastón esté correctamente ajustado a las necesidades, su parte superior debe llegar hasta el pliegue de la muñeca cuando quien lo usa se encuentra de pie y con los brazos colgando cómodamente a los lados. Usar un bastón muy largo tensiona los músculos de los brazos, hombros y espalda; en cambio, usar un bastón muy corto hace perder el equilibrio.

Nada se debe descuidar, pues normalmente se sujeta con la mano opuesta al lado más débil. Al recargar el peso del cuerpo sobre la pierna más fuerte, el bastón y la pierna débil pueden moverse y golpear el piso al mismo tiempo. Cuando el bastón se utiliza fundamentalmente para estabilidad, éste puede sujetarse con cualquier mano.

Un recurso más son los andadores, ofrecen una base más ancha, tanto de apoyo como de estabilidad para equilibrarse y caminar, que los bastones. Pueden sujetar hasta el 50% del peso corporal, son particularmente útiles para aquellos problemas moderadamente graves de equilibrio y marcha, o cuando hay riesgo de sufrir una caída.

Los andadores llegan a tener dos o cuatro ruedas o ninguna. Cuando una persona necesita apoyar moderada cantidad de su peso sobre él, lo mejor es el de dos ruedas. Los de patas ruedas permiten evitar que se deslice. Para quienes no tienen que apoyarse sobre él, las cuatro ruedas facilitarían su desplazamiento. El normal, sin ruedas, es el que ofrece la mayor estabilidad.

A la medida

Para que la medida sea justa, la parte superior del andador debe llegar al pliegue de la muñeca cuando la persona se encuentra de pie, con los brazos a los lados. Un andador que no esté bien medido será difícil de usar, causará dolor de espalda o, peor aún, aumentará el riesgo de sufrir una caída.

Se pueden adquirir bastones y andadores en tiendas de suministros médicos, farmacias y almacenes grandes de descuento. Lo mejor es probar varios estilos antes de tomar una decisión. Habituarse a un andador o bastón toma tiempo y podría requerir que la persona cambie su autopercepción. La actitud con la que uno acepte el aparato, o sea como una ayuda en lugar de un estorbo, puede ser tan importante como el instrumento mismo.



PUBLICIDAD