aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Tratan parálisis facial con terapia física

Señala el IMSS que la parálisis periférica se encuentra, entre las primeras 5 causas de consulta en Neurología. Uno de cada 10 pacientes presenta los casos más severos
Lunes 03 de marzo de 2008 Redacción EL UNIVERSAL.com.mx | El Universal01:43

La parálisis facial es una de las principales causas de atención médica en México. En el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), 3 de cada 10 pacientes con este problema de salud son atendidos con terapia física, en las Unidades Médicas de Rehabilitación, como la "Siglo XXI", al sur de la capital.

Los cambios bruscos de temperatura y las infecciones de oídos o dientes, son causa de parálisis facial, la cual habitualmente dura entre 6 y 8 semanas, si no es tratada. En la mayoría de los casos la recuperación es total y sólo en 5 de cada 100 pacientes se requiere el tratamiento que se brinda en las unidades de rehabilitación del Instituto.

Ricardo Delamadrid Monroy, jefe de Terapia de esa Unidad, explicó que quienes padecen de parálisis facial, como parte de su recuperación, tienen que ejercitar la cara con movimientos como elevar las cejas, cerrar los ojos, fruncir la nariz, reír y mover la boca; todo esto frente a un espejo.

Por su parte, el doctor Carlos Cuevas García, jefe del Servicio de Neurología de la Unidad Médica de Alta Especialidad (UMAE) Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) "Siglo XXI", dijo que la parálisis periférica figura entre las primeras 5 causas más frecuentes de consulta neurológica.

Indicó que los especialistas del Seguro Social están capacitados para distinguir una parálisis facial periférica de una denominada central; esta última a consecuencia de una embolia o un tumor, que son lesiones que se presentan en el sistema nervioso central.

Para su detección precisa, el IMSS cuenta con un estudio de electromiografía y velocidad de conducción, con el cual se analiza el nervio y se observa hasta qué grado se ha lesionado la mielina, que es la parte fundamental para que se transmita rápidamente el impulso eléctrico nervioso.

El doctor Cuevas García señaló que en la parálisis periférica, los síntomas se presentan sólo en una mitad de la cara, incluyendo la frente y los párpados inferior y superior. Dos o tres días antes de que se manifieste, hay dolor intenso atrás del oído, dificultad para cerrar uno de los ojos y mucha sensibilidad ante la luz, aire, agua y polvo.

En cuanto a la parálisis central todo el rostro resulta afectado, a pesar de lo cual el paciente podrá alzar las cejas, fruncir la nariz y cerrar el ojo.

Sobre los tratamientos, Jefferson Proaño Narváez, médico adscrito a la Unidad de Investigación Médica en Enfermedades Neurológicas de la UMAE Hospital de Especialidades del CMN "Siglo XXI", comentó que se prescriben antiinflamatorios esteroideos y antivirales, como el aciclovir, que sirve para inhibir la reproducción del virus del herpes simple tipo 1, otro causante de la parálisis facial.

Agregó que también se receta complejo B, el cual ayuda en la recuperación del conducto nervioso afectado. En uno de cada 10 pacientes se presentan los casos más severos, por lo que para ellos el método médico más eficaz es la toxina botulínica tipo A, en cuya aplicación la institución es pionera a nivel nacional.

Proaño Narváez indicó que la toxina botulínica se utiliza para el control de movimientos anormales y tiene un efecto que dura de 3 a 6 meses, por lo que el paciente tiene que recibirla por tiempo indefinido y sin consecuencia alguna.

Agregó que esta toxina proviene del cultivo de la bacteria clostridium botulinum que luego es extraída, utilizándose sólo una fracción purificada, la cual produce el efecto terapéutico. Además, sus cantidades son extremadamente pequeñas, por lo que no existe peligro de toxicidad, como en los casos de envenenamiento por botulismo, afección que es ocasionada por la contaminación de alimentos enlatados o embutidos.

Finalmente, el doctor Ricardo Delamadrid Monroy explicó que en cada persona el tratamiento es distinto y depende del grado que presente la lesión facial. En caso de una parálisis severa, los derechohabientes son tratados con la aplicación de compresas calientes en la zona afectada o con ultrasonido y rayo láser, tres opciones que contribuyen a desinflamar el nervio facial y sus ramas.

 

 

alcr



PUBLICIDAD