aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Las bondades del sexo

La actividad sexual encierra muchos beneficios para la salud, pero como todo, para alcanzarlos necesitamos constancia
Lunes 11 de febrero de 2008 Cristina Salmerón | El Universal00:01

maria.salmeron@eluniversal.com.mx

Hacer el amor es uno de los actos más placenteros que ofrece la vida, más aún al saber que se puede obtener mucho más que satisfacción sexual.

Dejando de lado las enfermedades de transmisión sexual y tomando en cuenta que haya amor y protección de por medio, los actos eróticos entre las parejas pueden tener ganancias insospechadas.

Recopilamos aquí una serie de estudios al respecto y consultamos al terapeuta sexual Eduardo Ramos.

Una fuente de juventud

Mucho se discute si el hacer el amor rejuvenece o no a las personas, sin embargo el simple hecho de mantener una vida sexual activa ayuda a que el cuerpo tenga buen estado.

El “rejuvenecer” como tal depende mucho de los estados espiritual y sicológico en que se encuentre cada persona, pero alguien que se conserva ágil, tiende a lucir más joven.

¿Hace bajar de peso?

El sexo es uno de los ‘deportes’ más seguros; fortalece y tonifica casi todos los músculos del cuerpo.

El doctor Ramos asegura que en una relación sexual se queman muchas calorías. “Hacerlo diariamente equivaldría a una ida al gimnasio, aunque se bajarían sólo unos gramos. Para que ayude a perder kilos, tendría que ser constante”.

Combate enfermedades

Tranquilizante, analgésico y antihistamínico natural, todo eso es el sexo. Alivia los dolores de cabeza al mitigar la tensión de los vasos sanguíneos del cerebro y puede ayudar a combatir el asma y la sinusitis.

Balancea el equilibrio entre el colesterol bueno y el malo. También aminora la aparición de dolores como jaquecas y dolencias en general.

Por su parte, el terapeuta sexual expuso que algunos estudios han comprobado —sobre todo en hombres—, que disminuye la incidencia de enfermedades cardiacas.

“Aumenta la circulación sanguínea. La excitación sube la frecuencia cardiaca y hay una mayor irrigación de sangre, lo cual ayuda a una mejor circulación”, dijo Ramos.

Aleja el mal humor

Se ha comprobado que el sexo es una cura instantánea para la depresión porque al practicarlo se liberan endorfinas en el flujo sanguíneo, creando un estado de euforia que a la vez deja un sentimiento de bienestar.

“La gente con una vida sexual activa y placentera, tiene tendencia al buen humor”, comenta Eduardo Ramos y éste disminuye la tendencia a infartos, porque reduce el estrés”.

Ni tanto que queme al santo...

Pese a lo recomendable que sea tener relaciones sexuales, éstas no deben afectar la vida cotidiana, asegura el terapeuta. “Hay gente que deja el trabajo, la escuela u otras obligaciones. Esto raya en la patología”.

Algunos problemas que surgen del exceso es la irritación en las mucosas vaginales o peneales. “En las mujeres, explica el médico, ocurre algo llamado ‘la cistitis de la luna de miel’, que se da por demasiada manipulación cerca de las vías urinarias, el área se inflama y provoca infección, inflamación o dolor al orinar”.

...ni tanto que no le alumbre

Hay quienes por diversas causas nunca han tenido relaciones. Dicha situación o decisión puede tener, en algunos casos, ciertas consecuencias. “El no tener relaciones sexuales no es una enfermedad. Es posible vivir sin tenerlas. Puede que sea más difícil, pero no es imposible”, apuntó Ramos.

Añadió que el nunca haber tenido coito no conlleva daños sicológicos, pero sí en cambio el llevar una vida sexual insatisfactoria, ya que quienes viven esta situación tienden a volverse malhumorados. “Y sin embargo, hay quienes nunca han tenido sexo y tienen un excelente ánimo”.

Estética natural

Se habla mucho de un brillo especial en los ojos, de una sonrisa difícil de ocultar cuando la vida erótica anda bien. Toda esa felicidad que traspasa los poros de la piel no es sólo una percepción, sino una realidad.

Pruebas científicas comprobaron que cuando la mujer tiene relaciones, produce gran cantidad de estrógenos, lo que vuelve al pelo brillante y suave. También trabaja en los tejidos de la piel y haciéndola más tersa.

El sexo reduce las posibilidades de sufrir dermatitis, espinillas y acné; y el sudor producido limpia los poros y hace brillar a la piel.

A la par del efecto estético, el mayor beneficio sobre la piel es la sensibilidad, señala el experto en parejas. “Mientras más se conozca al otro, la piel se hace más receptora a sus caricias y esto beneficia, a la vez, a las relaciones sexuales”.

Cuando el deseo se va

Es sabido que con el paso de los años, las parejas tienden a aminorar la actividad sexual. “Este ritmo decae por múltiples factores, pero entre los más generales están la pérdida del enamoramiento, los hijos y los factores físicos”, dijo Eduardo Ramos.

El cuidar de un niño hace difíciles los encuentros sexuales. La otra causa son los achaques físicos. En la mujer, la menopausia, disminuye la lubricación vaginal y el coito se vuelve doloroso. El hombre tiene menor frecuencia de erección espontánea o ya no puede tener erecciones.

Algunas enfermedades afectan también la vida sexual de las parejas. Estos problemas pueden solucionarse por medio de una charla sincera o con una terapia en pareja.

Eduardo Ramos. 5553-9623



PUBLICIDAD