aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




¡Cuidado con los gatos!

Los síntomas del contagio de la bacteria aparecen días después del rasguño de un gato y se manifiestan con fiebre, dolor de cabeza, malestar en articulaciones e inflamación de ganglios
Viernes 04 de mayo de 2007 Silvia Ojanguren | El Universal10:34

Si una mordida o un “arañazo” de gato se inflama, se pone rojo y no cicatriza después de una semana, es necesario acudir al médico ya que puede haber transmitido la bacteria bartonella henselae, que a largo plazo puede causar crecimiento en el hígado, en el bazo, encefalitis (inflamación del tejido cerebral) o afecta las válvulas del corazón y al sistema nervioso central.

Los síntomas iniciales del contagio de esta bacteria aparecen días después del rasguño y se manifiestan con fiebre, dolor de cabeza, malestar en articulaciones e inflamación de ganglios, señala el jefe del servicio de Adultos en el Hospital de Infectología del Centro Médico Nacional “La Raza”, José Alfredo Badaguer Lozano, quien explica que los felinos también transmiten la toxoplasmosis, la cual puede ocasionar pérdida irreversible de la vista fina o central en los niños.

Dice que la enfermedad por “arañazo” de gato es posiblemente la causa más común de la inflamación crónica de ganglios linfáticos en niños, por lo cual recomendó lavar bien manos y brazos después de cualquier contacto con uno de estos animales. Por supuesto, subrayó, hay que evitar que muerda o rasguñe a la persona.

Síntomas graves de una infección por bartonella henselae son la anorexia o pérdida del apetito, baja notoria de peso, dolor de garganta, supuración de los ganglios linfáticos y aumento de tamaño del bazo y del hígado, así como daños al sistema nervioso, agrega.

El doctor Badaguer Lozano, precisa que cuando se acuda al médico hay que indicarle que ha sido mordido o rasguñado por un gato, ya que así le será más fácil el diagnóstico y prescribir el tratamiento adecuado, para lo cual habrá que hacer estudios específicos, para determinar la presencia o no de la bacteria.

Por lo general la enfermedad por arañazo de gato, dice, no es grave y se considera como autolimitada, es decir con un sistema inmunológico normal hay recuperación total, aunque puede durar semanas y, en ocasiones hasta un año.

El tratamiento, en casos severos, puede ser con antibióticos aunque no está probada su efectividad. Los ganglios dolorosos que supuran deben ser drenados por punción, con agujas y aspiración de su contenido.

En relación a la toxoplasmosis, indica, puede ser también transmitida por el arañazo de un gato, cuyas uñas están contaminadas con sus heces fecales. Agrega que es importante que el menor tenga su esquema de vacunación completo, pues aunque es poco difundido, también los animales pueden transmitir tétanos mediante un rasguño o mordida.

alcr



PUBLICIDAD