aviso-oportuno.com.mx

Suscríbase por internet o llame al 5237-0800




Vacuna contra el VPH, útil para los hombres

Además de prevenir el cáncer cervicouterino en mujeres, evitaría una variante que es padecida por la población masculina
Domingo 04 de febrero de 2007 El Universal12:32

La nueva vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) -disponible desde el pasado verano- podría prevenir potencialmente cientos de casos de cáncer cervical. Pero, además, médicos consideran que podría también prevenir una enfermedad menos conocida pero potencialmente mortal en los homosexuales: el cáncer anal. La misma variedad de VPH provoca ambos tipos de cáncer.

Aunque el cáncer anal puede afectar a cualquier persona, es más común entre los hombres en cuyo historial figura el coito anal, con una tasa anual de alrededor de 35 casos por cada 100 mil y quizá el doble de esa cifra para los infectados de VIH, pues éste debilita el sistema inmunológico.

La Administración de Medicinas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó el año pasado la vacuna contra el VPH para niñas y mujeres de entre 9 y 26 años, luego de que algunos estudios indicaran que es extremadamente efectiva contra la infección en cuatro de las decenas de variedades del VHP, incluyendo las responsables de la mayoría de los casos de cáncer cervical y anal, así como de verrugas genitales y anales.

"El cuello del útero es biológicamente similar al ano, de modo que existen grandes esperanzas de que funcione también en esa parte del cuerpo", declaró Joel Palefsky, profesor de la facultad de medicina de la Universidad de California en San Francisco.

No obstante, advirtió que su efectividad en contra del cáncer anal aún está por probarse.

La tasa de cáncer anal en homosexuales es similar a la de cáncer cervical antes de la llegada de la citología cérvico uterina, prueba que puede detectar deformaciones celulares precancerosas. En años recientes, algunos médicos que tratan a homosexuales han aconsejado a sus pacientes practicarse citologías anales como parte de su rutina de prevención de la salud.

El VPH es la infección de transmisión sexual más común en Estados Unidos, donde se registran 6.2 millones de personas infectadas cada año, según los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades, aunque mucha gente elimina el virus sin haber tenido síntomas o sin haberse enterado de que estaba infectada.

Muchos hombres homosexuales no se dan cuenta de que corren un riesgo elevado de contraer cáncer anal.

David Maxim, artista radicado en San Francisco, dijo que apenas había oído sobre el VPH cuando supo que tenía cáncer anal hace varios años. "No tenía idea de que existía porque nunca nadie hablaba acerca de eso, aunque al parecer ahora cada vez más hombres homosexuales están conscientes de ello", comentó Maxim.

Autoridades reguladoras de Australia y la Unión Europea aprobaron la vacuna -llamada Gardasil y fabricada por Merck- para chicos de entre 9 y 15 años. Los reguladores citaron información que mostró una respuesta inmunitaria en jóvenes, aunque su efectividad para prevenir la infección en hombres sexualmente activos no ha sido probada.

El doctor Eliav Barr, director de investigaciones clínicas de Merck, dijo haber oído que algunos hombres han recibido la vacuna, pero añadió que a la compañía se le prohibió promoverla para los hombres a menos que la FDA la apruebe para ese uso.

Eso es improbable que ocurra en al menos un par de años. Merck está patrocinando pruebas clínicas con Gardasil en 4 mil hombres, incluyendo 500 que se han reconocido como homosexuales. Se prevén los primeros resultados para finales del próximo año. "Tienen que ser hombres que tienen sexo con hombres, pero no demasiado", dijo James Maynard del Instituto Fenway. "Entre más sexo has tenido, mayores son las probabilidades de infección por VPH". (Traducción: Gabriela Cornejo)



PUBLICIDAD