El EMP, tres razones para preservarlo

Me parece que Andrés Manuel López Obrador capta perfectamente el sentir popular cuando llama a un severo recorte de los dispendios que en estos años han multiplicado. Quienes vivimos en la capital vemos con frecuencia a funcionarios de medio y alto nivel llegar a restaurantes de postín, en cómodas camionetas, con un injustificado despliegue de seguridad.

¿Qué hará AMLO con la transición?

Una transición democrática implica el paso de la exclusión a la inclusión. El punto de partida puede ser la dictadura o alguna variante del autoritarismo, pero el de llegada no es otro que un régimen incluyente, de poderes delimitados y equilibrados, con libertades plenas y elecciones libres y justas, en el que todas las fuerzas políticas son opciones reales de gobierno.

Hegemonía obradorista y sobrerrepresentación electoral

En sentido estricto, la fuerza parlamentaria que se le ha dado a López Obrador no es comparable a la de los últimos presidentes. Morena por sí mismo no tendrá esa mayoría absoluta en el Congreso, pero sí con sus partidos aliados; el PES (pese a haber perdido el registro) y el PT. Aún más, con pocos diputados y senadores que coopte de otros partidos (y no faltará quienes levanten la mano), Amlo contará con mayorías calificadas para modificar la Constitución.

#SOSNicaragua

Nicaragua es un país que ha estado presente en mi vida. En mi escuela recibimos alumnas que habían perdido su casa en el terremoto de Managua en 1972. Con el tiempo se volvieron constantes las conversaciones de mis padres contra la dictadura, así es que se hablaba de Anastasio Somoza y de Pedro José Chamorro (asesinado en mayo de 1978) y de Ernesto Cardenal (hoy perseguido por el gobierno al que alguna vez apoyó de manera genuina). Si alguna dictadura recuerdo es precisamente la de Anastasio Somoza. En mi casa se seguía lo que estaba pasando.

Los difíciles meses venideros

La contundencia de los resultados electorales anticipó el periodo de gobierno de Andrés Manuel López Obrador. Para todo efecto práctico, el presidente de la República —quien, por cierto, sigue siendo Enrique Peña Nieto— ha quedado desplazado de todas las agendas. Es el futuro titular del Estado mexicano quien está tomando ya las decisiones y moviendo los hilos del poder presidencial, acrecido por el caudal de legitimidad que acumuló y por la obediencia anticipada de buena parte de la clase política.

Siete décadas de la CEPAL; tres y media sin interlocutor regional

El reciente proceso electoral mexicano, el más grande en la historia del país a efectos del número de cargos por ocupar, del número de electores y a efectos, también, de partidos (o algo parecido) involucrados en la contienda, mostró —entre otras cosas— la veracidad de la afirmación elaborada por Montesquieu, reiterada muy posteriormente por otros autores, como Kissinger, por la que las cuestiones externas se analizan con menor atención, esfuerzo y raciocinio que las internas. Lo interno es, para los gobiernos, lo realmente importante.

Hace cien años

En la noche del 16 al 17 de julio de 1918, en el sótano de una casona en la ciudad siberiana de Yekaterimburgo, la familia imperial rusa y sus cuatro acompañantes fueron masacrados. “Todos somos unos Rodion Raskolnikov, irresistiblemente atraídos hacía el lugar del crimen: el pasado de nuestro país”, dijo la novelista rusa Elena Chizhova, al aludir al héroe de Crimen y Castigo. Un siglo después, el lugar del crimen se ha vuelto lugar de peregrinación y la Iglesia Ortodoxa celebra en esa fecha el “martirio” de las víctimas que ha subido a los altares.

El mejor regalo para un hombre

México necesita de todos para cambiar, de hombres y mujeres; niños, jóvenes y adultos. No existe una pieza en este rompecabezas que no tenga una función para mantener fuertes y unidas a las demás… Y todo esto se debe cimentar en una figura muy importante y que no debe perder fuerza ni con el alterado ritmo de vida que llevamos hoy en día: la familia.

El nuevo mundo: el ADN de Trump

El ácido desoxirribonucleico —ADN— no es y no será nunca el culpable. Tampoco quienes lo descubrieron. Su amplia gama de beneficios en Medicina nada tiene que ver con la fascinación que el racismo, y sus fanáticos los racistas, sienten por las diferencias entre seres humanos. Desde siempre se ha creído que el ADN juega, además del color de la piel, la raza y otra variantes, un papel fundamental entre un ser de “primera clase” y otros de “otras clases”. La ciencia ha dado un varapalo a los supremacistas: ratones y humanos comparten, del total de los 30 mil genes, al menos 99%.

Páginas