Clooney, su héroe de la infancia y el "Moonwatch"

El actor, director y productor de cine protagoniza un cortometraje junto a Buzz Aldrin, quien viajó en el Apolo 11 y caminó por la superficie lunar. Juntos celebran el 60 aniversario del Speedmaster de Omega
Buzz Aldrin y George Clooney
El astronauta Buzz Aldrin y el actor George Clooney son embajadores de Omega desde hace varios años. En 2017 esta marca celebra el 60 aniversario del cronógrafo Speedmaster que Aldrin usó en su viaje a la Luna a bordo del Apolo 11.
22/07/2017
21:44
Manuel Martínez
México
-A +A

George Clooney espera ansioso la llegada de uno de los héroes de su niñez. Buzz Aldrin, el segundo hombre en pisar la superficie de la Luna justo detrás de Neil Armstrong, baja unas escaleras y se encuentra con Clooney en el vestíbulo de un cine de Londres. Se abrazan y Aldrin afirma emocionado: "Por Dios, estoy conociendo a George." "Te ves bien", le responde Clooney.
  
El actor y el astronauta son los protagonistas del cortometraje Starmen, producido por Omega para conmemorar el 60 aniversario de su cronógrafo Speedmaster.

Este reloj fue utilizado por los tripulantes del Apolo 11 en su histórico viaje al satélite terrestre y en la primera caminata lunar el 20 de julio de 1969. Por eso es conocido con el apodo cariñoso de "Moonwatch". Tras someterlo a una serie de experimentos de resistencia, la NASA determinó que este cronógrafo era ideal para viajar al espacio. Ya había un antecedente: unos años antes, Wally Schirra —astronauta de la Misión Mercurio— había usado un Speedmaster exitosamente. Pero con el proyecto Apolo 11, la colaboración de la NASA con Omega se hizo oficial. 

sp23.jpg

Clooney y Aldrin son embajadores de Omega desde hace varios años. En Starmen aparecen vestidos de smoking con una pequeña gran diferencia: la corbata de moño de Buzz es de metal. "Nos superaste a todos", le dice George. "Está hecha de unobtainium, muy difícil de conseguir", bromea Aldrin, quien lleva colgada la Medalla Presidencial de la Libertad con la que fue condecorado en 1969.

Después del encuentro inicial ven algunas fotografías del legendario viaje del Apolo 11 y el astronauta recuerda que de los 24 hombres que participaron en misiones lunares, sólo 12 tuvieron la oportunidad de caminar por su superficie.  

"¿Qué hacías cuando aterrizamos?", le pregunta a Clooney.

"Estaba en casa viendo la televisión con mis padres y con mi hermana", contesta el actor. "Habíamos comprado un telescopio que era una baratija. Yo tenía ocho años, vimos a través de ese telescopio y les dije a mis padres que podía verlos a ustedes caminando en la Luna, lo cual por supuesto era imposible. Pero estoy bastante seguro de que los convencí [risas]. Todo en esa época tenía que ver con el programa espacial. Comíamos barritas de comida espacial y bebíamos Tang. Todo tenía que ver con las posibilidades de la imaginación. Todo era posible".

Luego Starmen los muestra sentados en la sala de proyección mientras en la pantalla aparecen imágenes de la vida y la carrera de Aldrin, así como del entrenamiento de la tripulación del Apolo 11, el despegue, el alunizaje, las reacciones de la gente y el desfile que se realizó al regreso en honor de Armstrong, Buzz y Michael Collins.

“Fue un logro bastante impresionante si piensas en dónde estábamos en el siglo XX, empezamos con carruajes y caballos y en literalmente 70 años ya teníamos un hombre en la Luna”, comenta Clooney.

“Mi madre nació el año en que los hermanos Wright volaron por primera vez", cuenta aldrin. "Se llamaba Marion Moon [luna]”.

omega-4_0.jpg

Mantente al día con el boletín de El Universal