Un nuevo bólido de Chopard en las 24 Horas de Le Mans

Este fin de semana se libra una batalla sobre ruedas en el circuito de las 24 Horas de Le Mans. Chopard, cronometrador oficial del equipo Porsche Motorsport, lanza Superfast Power Control Porsche 919 HF Edition, una edición limitada de 100 piezas con guiños al auto 919 Hybrid de Porsche.
17/06/2017
10:00
Tiempo de Relojes
Ciudad de México
-A +A

Los próximos 17 y 18 de junio, Porsche tratará de obtener su 19 victoria en las 24 Horas de Le Mans tras su gran victoria en 2016. Y Chopard, cronometrador oficial de Porsche Motorsport desde 2014, participa de esta nueva edición con el lanzamiento del Superfast Power Control Porsche 919 HF Edition, una edición limitada de 100 piezas y que encarna el rendimiento puro gracias al nuevo movimiento Chopard, el calibre 01.11-M de alta frecuencia.
Un reloj que recupera los códigos estéticos del bólido del constructor alemán y un homenaje a los éxitos de Porsche Motorsport en el campeonato FIA WEC. Tiene numerosos puntos en común con el coche que monopoliza los podios de este campeonato: el Porsche 919 Hybrid. Gracias a este auto, ha obtenido el título durante dos años seguidos: 2015 y 2016.
Las 24 Horas de Le Mans es una de las citas más esperadas de la temporada del Campeonato del Mundo de Resistencia. Y en 2017, esta carrera será el terreno de una encarnizada batalla entre las diferentes escuderías. Porsche estará en los primeros puestos de este circuito que ya ha visto a la escudería alemana imponerse en 18 ocasiones, un récord jamás igualado.
Las tecnologías empleadas por Chopard para crear los relojes Superfast tienen grandes similitudes con las que se usan en el Porsche 919. Su chasis es de aluminio y material compuesto de fibras de carbono para conseguir la máxima ligereza y rigidez. El Superfast Power Control Porsche 919 HF Edition está fabricado en titanio micro-pulido, ultra ligero, cómodo y resistente. Esta última característica se ha reforzado por medio de un tratamiento en DLC negro, prácticamente imposible de rayar.
El calibre Chopard 01.11-M es también un híbrido. Ha sido completamente desarrollado, fabricado y ensamblado en el seno de los talleres de Fleurier Ebauches, y representa la encrucijada entre dos generaciones de materiales. Compuesto a base de latón y acero, su corazón es un escape de óxido de silicio. Los turbos del 919 se mantienen a su capacidad óptima por medio del motor eléctrico, que le permite la máxima aceleración. De igual modo, el calibre Chopard 01.11-M funciona a la frecuencia ultra elevada de 8 Hercios, que Chopard es el único en utilizar y en dominar.
La caja mide 45 mm. Su gran bisel se mantiene en su sitio por medio de ocho tornillos de acero con tratamiento PVD negro. Esta impresión se ve inmediatamente reforzada por las agujas de este nuevo modelo. De esqueleto, y por tanto ultra ligeras, también hacen contraste, y son de gran tamaño, para facilitar una mayor legibilidad. Este contraste también se encuentra en el minutero, graduado con números árabes a modo de cuentavueltas, en la vía férrea, con unas graduaciones súper delicadas, en los índices, la fecha y el indicador de la reserva de marcha, todos ellos en blanco, destacando sobre el fondo negro de una esfera mate.
Esta esfera porta las cuatro firmas que definen la personalidad del Superfast Power Control Porsche 919 HF Edition. La primera es el logotipo de Chopard, en letras de bastón, rectas, limpias. La segunda es la mención Chronometer, que nos recuerda que el movimiento de este reloj ha obtenido el certificado de cronometría del COSC.  La tercera firma es la señalización en blanco y en forma de H y de flecha, que caracteriza a los relojes de alta frecuencia de Chopard. La última es el 919, en blanco sobre rojo, que recuerda al Porsche 919 Hybrid, inspiración de esta serie limitada de 100 piezas.
Su correa es de caucho liso, como los inmensos neumáticos slick del 919, cuya superficie uniforme refuerza la adherencia y el rendimiento. Los acabados del calibre 01.11-M están inspirados en los motores. Sus puentes están completamente surcados por ranuras perforadas y su rotor es de esqueleto. Su corona es de gran diámetro y está protegida por un respaldo y una cubierta de caucho, para aumentar la seguridad y el agarre.
Con 57,600 alternancias por hora, su órgano regulador posee una capacidad de recuperación de la marcha totalmente extraordinaria. En caso de sufrir un golpe o vibraciones, muy frecuentes durante el Campeonato del Mundo de Resistencia, la precisión del calibre Chopard 01.11-M queda protegida por esta cadencia. Tiene una duración de la marcha de alrededor de unas 60 horas.
La dimensión mítica de esta carrera se podrá volver a comprobar una vez más los próximos días 17 y 18 de junio, durante la 85 edición de las 24 Horas de Le Mans. Tras sus 18 victorias en este trazado de leyenda, Porsche saldrá a la pista para volver a alcanzar la victoria alineando a dos Porsche 919 Hybrid en LMP1. Dos coches que tomarán la salida el 17 de junio a las 15 horas en punto, para dar dos vueltas de reloj intensas bajo el ojo atento de Chopard, « Cronometrador Oficial y de Porsche Motorsport LMP1 Team». Con un peso mínimo de 870 kilos, los coches participantes en LMP1 consumen un 30% menos de carburante, garantizando una intensidad del rendimiento igual a la de los modelos que les han precedido.
 

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS