Ulysse Nardin rinde tributo a su ADN marítimo

Diver Le Locle se inspira en los relojes de la firma de 1964 pero con tecnología del siglo XXI. Es automático y sumergible 100 metros.
25/04/2017
18:20
Israel Pompa-Alcalá
Ciudad de México
-A +A

Desde 1846, el poderoso movimiento del océano ha motivado la singular búsqueda de Ulysse Nardin: mantener en constante innovación la mecánica de sus relojes, para alcanzar la máxima precisión. Gracias a esto, la firma ubicada en Le Locle, Suiza, se ha convertido en el mejor aliado de comandantes de marina y capitanes de buques mercantes durante casi dos siglos.

Para mantener este espíritu de perfeccionamiento constante, la casa lanza el Diver Le Locle, un homenaje al linaje histórico de su manufactura, pero con elementos propios de esta época. Inspirado en uno de los modelos nacidos en 1964 (los cuales fungieron como un guiño a las versiones originales vintage de casi un siglo atrás), este nuevo guardatiempo de buceo concentra toda la tecnología de 2017.

Cuenta con movimiento UN-320 automático realizado in-house, cuya tecnología está basada en el silicio. La fecha, situada a las 3 h, se ajusta hacia delante o hacia atrás de manera rápida y sencilla.

Tiene índices SuperLuminova sumamente legibles, bisel giratorio unidireccional, impermeabilidad de hasta 100 m, reserva de marcha de 48 horas, caja de acero inoxidable de 42 mm, cristal de zafiro anti-reflejante, esfera negra, correa de loneta negra y hebilla ardillón. Además el fondo de la caja está grabado con la silueta de un buceador, detalle que lo convierte en el compañero ideal de las profundidades.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios