Panerai y Nendo: El arte de rebanar el tiempo

La firma italiana hace equipo con el diseñador japonés Oki Sato y el estudio de arte Nendo para la exposición Slice of Time, una metáfora del paso del tiempo. La instalación estuvo en el Salón del Mueble de Milán con una obra interactiva que consistía en rebanar una estructura tubular.
10/04/2017
17:39
Israel Pompa-Alcalá
Ciudad de México
-A +A

En el mundo de la alta relojería, Panerai se ha caracterizado por poner énfasis particular en el diseño: desde sus primeros relojes, sólidos y resistentes, pensados para la actividad submarina, hasta los más modernos, con líneas sobrias y limpias. Gracias a la combinación de estos elementos, la firma se ha colocado como punta de lanza en cuanto a la estética relojera, al tiempo que ha alimentado su relación con la cultura del diseño.

Sea como patrocinador, colaborador o mecenas, Panerai se ha aliado con instituciones culturales como el Triennale Design Museum de Milán (donde se llevó a cabo la exposición "O'Clock", dedicada al diseño relojero), con personalidades como Patricia Urquiola (creadora del concepto de Boutiques Panerai) y con eventos como el London Design Festival.

Para seguir con este linaje cultural, este año Panerai ha hecho alianza con el diseñador japonés Oki Sato, quien a través de su estudio de arte Nendo, creó una instalación que se pudo ver del 4 al 9 de abril en el Palazzo Visconti de Milán, en el marco del Salone del Mobile 2017. Esta obra, llamada "Slice of Time", es una metáfora del paso del tiempo, un concepto que el japonés materializa con la creación de una concha vacía transparente con la forma de caja icónica de Panerai, que refleja los elementos estilísticos que han hecho grande a la casa de lujo.

A través de un proceso de extrusión, este cuerpo de plástico se estira a una longitud de 16 metros y es el punto de partida para la creación de nuevas piezas del tiempo, que se extraen justo de la partición de este elemento tubular. En un ritual que dura de cinco a diez minutos, los visitantes pueden observar el nacimiento de relojes de varios espesores. Con el paso de cada hora, la extrusión se va haciendo más corta, lo que genera una lenta sensación del paso del tiempo, pues al transformar los minutos en "longitud", Nendo genera un original concepto del discurrir de las horas, al tiempo que los artesanos de la firma, reunidos en talleres circulares, crean piezas únicas para sus clientes. Esta obra invita totalmente al espectador a sumergirse en ella, creando la codiciando interacción entre arte, relojería y visitantes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS