El reloj que reina en los campos de golf

La relación de Rolex con el golf cumple 50 años. En ese tiempo, la marca ha tenido como testimoniales a los mejores jugadores y se ha convertido en el patrocinador más importante de este deporte, como demostró en el World Golf Championships de México.
Rolex World Golf Championships
Un homenaje a los golfistas testimoniales de Rolex en el salón VIP que la marca tenía en el hoyo 18 del Club Chapultepec.
07/03/2017
16:08
Manuel Martínez
México
-A +A

Además de reunir a los mejores jugadores del mundo, la primera edición del World Golf Championships en México contó con la participación de uno de los grandes protagonistas de este deporte en las últimas cinco décadas. Se trata de Rolex, la firma suiza de relojes fundada por el visionario Hans Wilsdorf a principios del siglo XX y creadora de iconos como Day-Date, Cosmograph Daytona, Explorer, Submariner, Yacht-Master, Sky-Dweller y Air-King, por mencionar algunos.

Hace 50 años, Rolex eligió como testimonial —o embajador en lenguaje "rolexiano"— al estadounidense Arnold Palmer (foto de abajo) y así comenzó su prodigiosa relación con el golf. Palmer ganó 62 títulos del PGA Tour y siete Majors, e ideó el concepto de Grand Slam conformado por el Masters de Augusta, el U.S. Open, el Open Championship o British Open, y el PGA Championship.

arnoldpalmer_1962.jpg

Aún más sorprendente es que la marca sumó a sus filas de amigos a Jack Nicklaus y Gary Player, rivales de Palmer y que junto con él eran conocidos como el "Big Three" de la década de 1960.

¿Qué tan grandes son Nicklaus y Player? El primero tiene el récord de victorias en Majors con 18, seguido por Tiger Woods —otro testimonial de Rolex— con 14. Por su parte, Player ganó 165 torneos celebrados durante seis décadas en todos los continentes, entre ellos nueve Majors. Esta fotografía de los tres grandes golfistas fue tomada en 2007.

player_palmer_nicklaus_2007.jpg 

"Honestamente, me faltan palabras para describir mi relación con Rolex", ha dicho Palmer. "No sólo he aprendido mucho de esta empresa, sino que además ha hecho muchas y grandes cosas que han sido visiblemente beneficiosas para el golf".

"Talentos individuales como los del 'Big Three' fueron los que atrajeron la atención de compañías como Rolex al golf. En consecuencia, hoy Rolex es parte esencial de este deporte y uno de los mayores apoyos con los que cuenta el golf a todos los niveles", según Adam Scott, campeón del Masters en 2013 y testimonial de la marca desde 2001.

Las palabras de Palmer y Scott tienen sustento. La primera competencia con la que Rolex se relacionó fue el U.S. Open de 1980. En 1981, se convirtió en el primer reloj oficial del Open Championship o British Open organizado por R&A, el organismo que dicta las reglas del golf y del cual también es socio. Además, fue la empresa pionera en la instalación de relojes en el campo de un Major.

Desde entonces se ha vuelto el patrocinador más importante del golf, tanto por su vínculo con los jugadores como por su apoyo a organizaciones, su presencia en torneos y el impulso que ha dado al desarrollo de los golfistas amateur.

La lista es impresionante. Por ejemplo, en la actualidad Rolex está asociado con tres de los cuatro Majors masculinos (Augusta, U.S. Open y Open Championship); los cinco Majors femeninos (ANA Inspiration, KPMG Women's PGA Championship, U.S. Women's Open, Ricoh Women's British Open y Evian Championship); los torneos por equipos Ryder Cup, Presidents Cup y Solheim Cup; la United States Golf Association (USGA); la Ladies Professional Golf Association (LPGA); el PGA Tour de Estados Unidos; el Tour Europeo; el Senior Open Championship; el Asian Tour; el R&A, considerado el guardián de las tradiciones de esta disciplina, y, por supuesto, con los World Golf Championships de México, Austin, Florida y Shanghái.

En el Club Chapultepec se notó la presencia de esta marca en sus relojes colocados en puntos estratégicos, así como en su suite VIP ubicada justo al final del hoyo 18, con una vista espectacular, como un pequeño templo donde se rendía homenaje al legado de la marca. Pero sobre todo se sintió con sus testimoniales que compitieron en el césped impecable de este campo: Jordan Spieth, Adam Scott, Martin Kaymer, Ricky Fowler, Justin Thomas, actual número uno en el PGA Tour, y, muy en especial, Phil Mickelson (foto de abajo).

_u1a3092.jpg

A sus 46 años, el estadounidense Mickelson ha ganado cinco Majors y suma 51 victorias profesionales. El público mexicano lo aplaudió a rabiar. Su carrera le debe mucho al apoyo que Rolex brinda a los golfistas jóvenes: de 1986 a 1989 ganó el Rolex Tournament of Champions de la AJGA (American Junior Golf Association) y fue nombrado Rolex Junior Player of the Year.

Tiger Woods obtuvo esa distinción en 1991 y 1992, y Jordan Spieth —campeón del Masters y del US Open de 2015— en 2009. La firma apoya competencias juveniles como el Amateur Championship de Gran Bretaña, el U.S. Amateur Championship y el Latin America Amateur Championship.

Mickelson se mantuvo en la pelea por el primer lugar en México durante los primeros días, aunque terminó en séptimo sitio con un total de 10 bajo par, empatado con Brandt Snedeker y Rory McIlroy. Justin Thomas fue quinto lugar con 11 bajo par, al igual que Thomas Pieters. El ganador fue Dustin Johnson, quien cerró con 268 golpes y firmó una tarjeta con un total de 14 bajo par.

La rama femenil también ha estado en la mira de la marca en estos 50 años. La golfista sueca Annika Sörenstam y la mexicana Lorena Ochoa, dos de las mejores en la historia, han sido testimoniales, como hoy en día lo es la joven Lydia Ko (en la foto de abajo), que en 2015, a los 17 años, se convirtió en la jugadora más joven en ser la número uno del mundo. Ya ha triunfado en dos Majors, el ANA Inspiration de 2016 y el Evian Championship de 2015.

aic16ct_3777.jpg

Además de la visibilidad mundial que le dan estos patrocinios, la firma habla de seis valores que identifican sus relojes con el golf: innovación, precisión, excelencia, integridad, constancia y fiabilidad. Todas esas características están presentes en modelos como el Oyster Perpetual Datejust.

"El golf de alto nivel no es solamente un deporte tremendamente estético", ha explicado Paul McGinley, capitán del equipo europeo de la Ryder Cup 2014. "El golf profesional es además un deporte de perseverancia, fuerza, precisión, constancia e integridad, y no se me ocurre otra marca que refleje estos valores con la claridad y el tesón de Rolex".

datejust_41_126333_001_0.jpg

"El pasado del golf está impregnado de victorias gloriosas y tradiciones refinadas", dijo Arnaud Boetsch, director de comunicación e imagen de Rolex. "Sin duda el futuro nos va a sorprender con nuevos récords y victorias conquistadas por golfistas de países que no se asociaban con el golf. Este honorable pasado y futuro asombroso no están reñidos, sino que forman parte de la evolución histórica de uno de los deportes más destacados del mundo. Rolex, que respira tradición e innovación, es y seguirá siendo su patrocinador ideal".

La empresa también presta su nombre a muchos de los rankings y premios que se entregan en los circuitos. Por ello, Mike Whan, director del LPGA Tour, piensa que "Rolex no es un simple patrocinador, es la medida por la que se calibra el éxito [entre los jugadores]". Algo similar ocurre en la relojería, donde la marca se ha labrado una reputación de excelencia representada por la certificación oficial de Superlative Chronometer para sus relojes, una de las más exigentes de la industria. Es como hacer un hoyo en uno.

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS