La pasión compartida de las carreras según Chopard

La nueva entrega de la colección Mille Miglia de Chopard se inspira en los cronógrafos que se usaban en la mítica carrera entre los años 1927 y 1940. Mille Miglia Classic Chronograph en una llamada de atención para que las parejas compartan aventuras.
28/03/2017
13:13
Israel Pompa-Alcalá
Ciudad de México
-A +A

Karl-Friedrich Scheufele, co-presidente de Chopard, cada dos años comparte una actividad con su esposa Christine: correr juntos la Migle Millia, conocida como "la carrera más bella del mundo". Inspirados por la pareja, los artesanos de la firma suiza presentan el Mille Miglia Classic Chronograph, reloj que lo mismo se puede encontrar en versión femenina que másculina, en un mensaje claro: que más parejas compartan aventuras.

Los nuevos cronógrafos también encuentran inspiración en los bólidos que tomaron parte en la Mille Miglia entre 1927 y 1940. Realzados por dos pulsadores tradicionales y corona acanalada, las cajas de acero disponen de dos versiones: 42 mm para hombre y 39 mm con bisel de diamantes para mujer. 

Ambas esferas muestran legibilidad perfecta gracias a grandes números árabes con tratamiento luminiscente, igual que las agujas. La tipografía, cursiva y delicada, está inspirada en los tableros de los autos fabricados durante los años 20, con un efecto de contraste que los hace destacar. Por su parte, el segundero presume un color rojo vivo, al tiempo que el logo Mille Miglia rojo "Rosso Corsa" en forma de flecha se encuentra situado a las 12 horas sobre el contorno del fondo abierto. 

Tanto la versión másculina como femenina de esta pieza llevan un motor relojero de alta precisión con certificado COSC con movimiento cronógrafo automático, el cual garantiza una reserva de marcha cercana a las 42 horas. 

En cuanto a sus particularidades, la edición para mujer posee detalles delicados, como el nácar de la esfera, la suavidad de una correa blanca de caucho, el brillo de su bisel engastado con diamantes y un tamaño de caja más pequeño para crear un bello juego estético. 
Por su parte, la versión masculina cuenta, además de robustez, con una esfera negra y escala taquimétrica diseñada especialmente para calcular la velocidad media, elemento decisivo al momento de enfrentar una carrera de resistencia. Además, lleva una correa de caucho inspirada en los neumáticos Dunlop de los años 60.  

Mantente al día con el boletín de El Universal

COMENTARIOS