Un fin de semana de prueba con el TAG Heuer Connected

El smartwatch que da la cara por suiza ya está disponible en México. Con diseño atractivo, materiales y acabados propios de la mejor relojería, y un gran procesador, se convierte en una excelente opción
TAG Heuer Connected
Pese a sus 46 milímetros de diámetro, el TAG Heuer Connected es ligero porque la caja está hecha de titanio.
01/08/2016
20:16
Carlos Pedroza
México
-A +A

Los smartwatches llevan ya algunos años entre nosotros, incluyendo el famoso Apple Watch. De este último no se conocen cifras oficiales de venta, aunque la firma de investigación IDC asegura que han declinado sustancialmente en el segundo trimestre de 2016 en comparación con el mismo periodo del año pasado.

Es un mercado competitivo y de bajo precio. El blog wareable.com estima que en 2016 se venderán 100 millones de dispositivos de este tipo. La gran campanada desde el territorio de la relojería suiza la ha dado el TAG Heuer Connected, del que según IDC se han vendido 100 mil unidades. Y ya que se podrá adquirir en México a partir del 28 de julio, Tiempo de Relojes me dio la misión de probarlo.

Lo primero que me llamó la atención fue su ligereza. Me sorprendió porque la caja mide 46 milímetros de diámetro y 12.8 de espesor, por lo que TAG acertó al hacerla de titanio. Es un reloj masculino para muñecas grandes, y se ve y se siente como un Carrera contemporáneo. Sus acabados son excelsos, con las asas satinadas y el bisel arenado con revestimiento de carburo de titanio negro y tratamiento antihuellas.

Una de sus grandes ventajas es que usa un procesador mucho más poderoso que el de otros wearable. Me refiero al Intel Atom Z34XX de 1.6 GHZ, superior al tradicional Snapdragon de Qualcomm porque éste no ofrece velocidades de procesamiento similares. ¿En qué beneficia esto? En que hay cero lag en el cambio de aplicaciones, por lo que la navegación es muy agradable.

El gran mérito del Connected es que representa los valores de una marca con una amplia historia y gran reputación en el sector relojero. Su estilo, apariencia y calidad son los de un verdadero TAG Heuer. A esto contribuye que sus cuatro carátulas principales son declinaciones de las de un Carrera mecánico. La esfera también se puede personalizar con diseños hechos por sus embajadores, como Tom Brady, Cristiano Ronaldo, Jeremy Lin y David Guetta.

Una vez que instalé la app Android Wear y después de sincronizar el teléfono con el reloj mediante un proceso muy sencillo, lo primero que descubrí fue que había cará- tulas nuevas, como la de la carrera Indy500. De forma automática se descargaron las agendas de Google Now y se sincronizó el correo para notificaciones, así como otras apps con funcionalidad wearable (Whatsapp, Facebook, Swarm, etcétera).

Las notificaciones en el Connected son discretas y no incomodan. Su batería permite un uso intenso. La marca anuncia 25 horas como mínimo según los hábitos, aun- que depende de los hábitos del dueño.

El Connected puede adquirirse con correa de caucho de distintos colores o de piel. Así luce en amarillo:

sar8a80.ft6060_2015_-_yellow_strap_black_background_-_dial_on_low_def.jpg

 

TAG Heuer tiene disponible un plan que es imposible de superar para otras marcas que hacen smartwatches. A los dos años se puede pagar el mismo monto que costó el Connected —equivalente a mil 500 dólares— y recibir un Carrera mecánico edición especial (con precio aproximado de 3,000 dólares). Es un beneficio del swiss made.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios