Se encuentra usted aquí

Horas de ultratumba

La muerte es la musa de estos relojes de alta gama. Cráneos, samuráis y movimientos con forma de calaca convocan a la reflexión existencialista. Un desfile de Día de Muertos que convierte en escenario de vida las esferas tétricas que acompasan el paso del tiempo.
01/11/2016
10:04
Yolanda Ruiz
Ciudad de México
-A +A

Calaveras tatuadas, historias de piratas, calacas fantasmales y movimientos con forma de cráneo son la coreografía mecánica que celebra el Día de Muertos con sentido preciso y estético. El lado oscuro resurge con fuerza para latir con un tic tac de ultratumba.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios