Elon Musk y Jeff Bezos, los nuevos conquistadores del espacio

Con todo, las cosas no han sido fáciles para SpaceX, pues hubo varias explosiones de cohetes no tripulados, de las cuales la más reciente fue el 1 de septiembre
Los viajes al espacioestán cada vez más cerca. Musk piensa que podrían lograrse en menos de una década (ESPECIAL)
17/09/2016
01:36
Agencias
-A +A

La carrera por conquistar el espacio por parte de compañías privadas de Estados Unidos está cada vez más cerrada. Los empresarios Elon Musk y Jeff Bezos, luchan palmo a palmo por ubicarse en el sitio de honor.

Elon Musk, es un inventor que sueña con llegar a Marte en la próxima década, mientras Jeff Bezos, empresario creador del gigante Amazon, busca enviar a personas al espacio en una especie de taxis espaciales en 2018, ambos visionarios están enfrascados en una lucha por ser los primeros en alcanzar el éxito.

Musk explicó que su idea es primero llegar con vuelos de carga a Marte para que la gente pueda confiar y luego lanzar una nave más grande, en ella si viajarían personas.

El inventor nacido en Sudáfrica dijo que su
objetivo desde 2014 ha sido llegar a Marte. Su compañía creada en 2002, Space Exploration Technologies (SpaceX), con 100 millones de dólares y de la cual es director ejecutivo, le ha servido para alimentar la idea de la conquista del llamado “Planeta Rojo”.

SpaceX se dedica a desarrollar y producir cohetes espaciales, con énfasis en la reducción de costos y alta fiabilidad. Los primeros dos cohetes fabricados son el Falcon 1 y el Falcon 9, y su primera nave espacial es el Dragón.

En 2008, SpaceX firmó un contrato de mil 600 millones de dólares con la NASA (Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio) de Estados Unidos por 12 vuelos a la Estación Espacial Internacional (EEI) para reemplazar al Transbordador Espacial después de su retiro en 2011.

En abril pasado, su compañía logró aterrizar por cuarta ocasión uno de sus cohetes reutilizables en una plataforma en un barco, como parte del esfuerzo por ahorrar gastos y tiempo pues el objetivo es reducir el costo de los viajes tripulados al espacio por un factor de 100.

La empresa planea que en el futuro su nave Dragón sirva para llevar astronautas a la EEI en el corto plazo y más adelante a Marte.

Por su parte, Jeff Bezos, fundó su compañía aeroespacial, Blue Origin, en el año 2000, con el fin de apoyar la exploración espacial.

Bezos ha estado trabajando en su cohete New Shepard. En noviembre pasado lanzó un cohete al espacio y lo regresó a la Tierra con éxito, hazaña que repitió en enero.

El empresario cree estar casi listo para enviar personas comunes al espacio con viajes de prueba en 2017 y de turistas en 2018, el plan sería enviarlos de seis en seis, a una órbita de 97 kilómetros por encima del planeta Tierra, justo al límite con el espacio exterior.

Su compañía ya tiene una lista de interesados en este vuelo quienes experimentarán la ingravidez del espacio.

Las empresas de Musk y Bezos son las más avanzadas en cuanto al uso de cohetes reutilizables y parecen estar más adelantadas en sus objetivos que cualquier otra organización privada o agencia espacial del gobierno.

Otra empresa que está en la carrera es Virgin Galactic, del magnate inglés Richard Branson, quien desea materializar viajes similares a los de Bezos. Sin embargo tuvo un altibajo en 2014 cuando una nave experimental se estrelló y su piloto murió.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS