El país que deja Barack Obama

Empleo y salud tuvieron altas inversiones. Se consolida como gran exportador de armas y en deportaciones impuso récord
Foto: AP
20/01/2017
01:52
Daniela Guazo
-A +A

Sistema de salud le sale caro al gobierno

enero19-inversionensalud.gif

Estados Unidos es considerado como uno de los países del mundo que invierte más en sus servicios de salud. El primer año de gobierno de Barack Obama se destinó 17.3% de su PIB, que representó 2 mil 494 millones en ese año. El 23 de marzo de 2010 se firmó la “Ley de Cuidados de Salud Asequibles” (ACA por sus siglas en inglés y mejor conocido como Obamacare), con el objetivo de que más estadounidenses tuvieran seguros médicos de calidad que fueran accesibles y principalmente como un esfuerzo para reducir el creciente gasto en servicios de salud en EU, una cifra que subía rápidamente. 
De acuerdo con las proyecciones de gasto en salud, los estadounidenses gastarán aproximadamente 4.5 mil millones de dólares en asistencia sanitaria en 2019 y 5 mil millones en 2022. Con la ACA se intentó frenar este crecimiento. En los ocho años de Obama estos costos permanecieron estables en gran parte de su gobierno. El aumento fue de 2 mil 399 millones de dólares (2008) a 3 mil millones, hasta el tercer trimestre de 2016, lo cual equivale a 18.1% del PIB, según el Center for Medicare and Medicaid Services. 

 

“Deporter in Chief” por ocho años

enero19-deportaciones.gif

 

En 2009, al inicio de su mandato, Barack Obama expulsó a 391 mil 438 inmigrantes. Tres de cada cinco, es decir 256 mil 601, no tenían antecedentes penales. Los datos lo posicionan como el presidente con más deportaciones en las últimas décadas, superando a los gobiernos de Reagan, Clinton y Bush padre e hijo. En 2013, un año después de que fuera reelegido, esta cifra tocó su punto más alto: 416 mil 324 inmigrantes deportados. 
La comunidad latina lo llama “Deportador en Jefe”. El título no es en vano. De 2008 a 2015 fueron expulsados 3 millones 109 mil 649 inmigrantes, según las cifras del Departamento de Seguridad Nacional (DHS), sin contar los detenidos por la patrulla fronteriza. Siete de cada 10, es decir 2 millones 205 mil 47, son mexicanos. Y de estos, 44% (978 mil 106), tenían antecedentes criminales. 
Los principales inmigrantes deportados son de México, Guatemala, Honduras y El Salvador. “Las deportaciones de Obama responden a un hecho muy concreto. Es, por un lado, la presión de la derecha, sin la cual no podía gobernar, pero también con la cual no pudo gobernar, esa es una paradoja”, afirma José Luis Valdés Ugalde, experto en temas de migración de la UNAM.

 

 

El gran vendedor de armas

enero19-armasexportadasporeu.gif

 

Estados Unidos es uno de los principales vendedores de armas de fuego en el mundo. Entre 2008 y 2015 sus exportaciones crecieron 54% al pasar de 6 mil 799 en 2008 a 10 mil 484 ventas en 2015. Sus tres principales clientes son: Corea del Sur, Emiratos Árabes y Arabia Saudita. A estos tres países llegó una de cada cuatro armas exportadas. 
Durante el gobierno de Barack Obama los datos revelan una tendencia totalmente a la alza. En 2013, un año después de su segunda elección, la estadística bajó 16% con respecto a 2012, registrando 7 mil 687 ventas, pero en 2014 esa pequeña disminución se revirtió y el número de armas exportadas subió a 10 mil 470. Ese año, sus principales compradores fueron Arabia Saudita, India y Turquía. Tres de cada 10 tenían como destino alguno de estos puntos. 
En los últimos ocho años, el gobierno de Estados Unidos les ha vendido armas a 108 países en todo el mundo. A México entraron, de manera legal, 672 armas de origen estadounidense, desde 2008 hasta 2015, de acuerdo con el último reporte del Instituto de Estudios para la Paz de Estocolomo (SIPRI).

 

 

EU logró salir de la crisis del empleo

enero19-empleo.gif

 

En enero de 2009, cuando Obama asumió su primer periodo presidencial, su tarea fue tomar las riendas de un país que se encontraba en un colapso financiero. La crisis de ese año estaba dejando a Estados Unidos sin 800 mil empleos cada mes. Pasaron casi dos años para que las oportunidades laborales regresaran para los norteamericanos. Y desde octubre de 2010 la generación de empleos no ha parado. 
Desde ese año hasta el último reporte de 2016 la economía sumó alrededor de 11 millones de trabajos durante su mandato. Además, la tasa de desempleo terminó en 4.9%, cuatro puntos menos que a finales de 2009, cuando la cifra estaba cerca de 10%, de acuerdo con el último reporte estadístico del Departamento del Trabajo. 
El peor año, en cuestión de empleos fue 2010. Todo ese año la tasa de desempleo rondo 10% y la generación de nuevas fuentes de trabajo apenas llegaba a un promedio de 130 mil cada mes. 
Aunque este es uno de los rubros mejor calificados, los especialistas aseguran que el crecimiento de Estados Unidos es bueno, pero no grandioso. El otro lado de la moneda asegura que 47% de estas nuevas vacantes entran en la categoría de “salarios altos”.

 

***Infografía: FERMÍN GARCÍA

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS