Se encuentra usted aquí

¿Qué pasó con el ferrocarril?

03/09/2017
02:15
-A +A

¿Recuerdan cuando existía el sistema ferroviario en nuestro país? ¿Qué pasó con este medio de transporte? Me parece que se dejó perder un medio de transporte muy importante y que ayudaría considerablemente a dejar de utilizar el automóvil, además de economizar en los viajes de muchos de nosotros por todo el territorio mexicano.

Hace semanas les platiqué sobre los municipios en Europa, la calidad de sus servicios, la manera en que trabajan por su gente. Ahora tuve la oportunidad de estar en Taipéi, China, con motivo de la Universiada Mundial, y al terminar, me moví hacia Shanghái.

La mayoría de las ocasiones en que estamos en estos lugares por una competencia, es difícil desprenderte de la labor que estás realizando, pero cuando tienes algunos momentos para observar y entender más de estos lugares comienzas a preguntarte por ciertas cosas que se han hecho o se han dejado de hacer en México.

Shanghái es una ciudad impresionante. La tecnología que manejan, cómo se conduce la gente, cómo tratan el turismo y el transporte. Algo que me dejó impactado fue su sistema ferroviario y no sé por qué razón en México dejó de funcionar este medio de transporte cuando es una gran opción.

Claro que se necesita mucha tecnología para volver a arrancar este medio de transporte y una inversión inteligente. En Shanghái, por ejemplo, el Tren Maglev o tren de levitación es el servicio más rápido del mundo, que alcanza cerca de los 500 kilómetros por hora. ¿Saben lo que es eso?

Pero no sólo es la rapidez con la que puedes llegar de un punto a otro. Es impresionante cómo se da la salida de los trenes, la puntualidad, la limpieza. Me parece que en México podríamos recuperar este sistema, que además puede combinarse entre pasajeros y de carga, con lo que se dejarían de utilizar muchos camiones, por ejemplo.

Cuando veo este tipo de cosas me invade la tristeza al pensar que teníamos un sistema ferroviario que pudo modernizarse y seguir funcionando. No sé lo que pasó, pero después de lo que vi en China, queda la pregunta de por qué se abandonó esta manera de transporte en nuestro país.

Recuerdo que en los 50 y 60 teníamos ferrocarriles cómodos, en los que familias enteras hacían de sus vacaciones o viajes, una aventura. Eran cómodos, al alcance de la gente y no saber qué pasó con todo esto y qué posibilidades hay de que se retome resulta hasta molesto.

Lo intentaron con el tren suburbano que va de la antigua estación de Buenavista a Cuautitlán y que ayuda a mucha gente, pero podría hacerse todavía más. Recuperar los miles de kilómetros de vías para que todos tengamos más opciones.

Sé que no sería un proyecto barato, por el contrario. Pero si se ha invertido mucho dinero en otras cosas que han generado demasiados cuestionamientos, por qué no comenzar a construir, poco a poco, una nueva red de vías o recuperar algunas que ya existen. Ése sería un buen proyecto, difícil, costoso, pero un proyecto que ayudaría mucho a este país.

Profesor

Nelson Vargas Basáñez nació en la Ciudad de México en 1942.

Comentarios

 

MÁS EN OPINIÓN