Terminó al último, pero con excelencia

Héctor, de 15 años, asegura que desde noviembre del año pasado dedicó entre dos y tres horas diarias a estudiar para el examen.
(FOTOS: JUAN CARLOS REYES. ELUNIVERSAL)
06/08/2017
02:13
Pedro Villa y Caña
-A +A

[email protected]

Cuando Héctor Adrián Castillo supo que tendría que presentar el examen de la Comisión Metropolitana de Instituciones Públicas de Educación Media Superior (Comipems) para ingresar a bachillerato se puso dos metas personales: entrar a la Preparatoria Número 6, de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), y conseguir los 128 aciertos de la prueba. El viernes pasado se enteró que lo logró.

En entrevista con EL UNIVERSAL, el joven de 15 años aseguró que desde noviembre del año pasado dedicó entre dos y tres horas diarias a estudiar, además de no salir al cine ni con amigos o familiares por prepararse para el examen realizado el pasado 25 de junio.

“Comencé a estudiar entre dos y tres horas diarias por mi propia cuenta a partir de noviembre del año pasado, pero con base en guías de estudios, apuntes de la secundaria y con consultas en internet, esos fueron todos los recursos que utilicé. No quise estudiar más de tres horas por día porque no quería sentirme saturado y que pudiera afectar mi desempeño”, comentó.

El joven, quien también tuvo que dejar de leer a Gabriel García Márquez, a José Emilio Pacheco y a Juan Rulfo, sus escritores favoritos, para enfocarse a estudiar para la prueba, afirmó que el día del examen fue el último en salir del aula, pero “no me importó ser el último, quería hacer un buen examen y sólo me concentre en resolver la prueba. Conforme iba resolviendo las preguntas, me di cuenta que tendría un buen resultado”.

Héctor Adrián Castillo asegura que eligió la Preparatoria Número 6 porque es considerara como “la mejor prepa de la UNAM”, está cerca de su casa y porque tiene un buen nivel, “por algo es la que pedía mayor puntaje de todas las escuelas de bachillerato”.

Junto a un globo terráqueo que todos los días le gusta ver y analizar, Héctor comenta que desde los siete años se ha sentido atraído por los estudios de mapas, cartografías y estudios de terrenos, por lo que desea estudiar en la máxima casa de estudios del país la carrera de Geografía, que se imparte en la Facultad de Filosofía y Letras.

“Estoy pensando en estudiar Geografía, es algo que me apasiona, desde los siete años conocí cosas de esa carrera y es algo que quiero estudiar en la UNAM”, dice.

El joven, cuyos padres son académicos de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) y del Instituto Politécnico Nacional (IPN), asegura que el futuro en el país no es muy prometedor, por lo que desea en unos años ir a Francia a vivir y trabajar; además, siempre le ha gustado la cultura francesa.

“El país está pasando por una mala situación y por eso uno de mis sueños es ir a Francia a vivir y trabajar, porque aunque quiero mucho a México, que es un país maravilloso, que tiene muchas cosas, es donde nací y vivo, quisiera irme a otro país a estudiar”, detalla.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS