Presenta PRD proyecto en contra de abusos pederastas

Perredistas buscan reformar el Código Penal Federal, a fin de incluir en la configuración de los delitos de abuso sexual y violación agravados a los ministros de un culto religioso
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
13/08/2017
17:15
Suzzete Alcántara - Enviada
Ciudad de México
-A +A

El grupo parlamentario del PRD en la Cámara de Diputados, presentó una iniciativa con proyecto de decreto para reformar el Código Penal Federal, a fin de incluir en la configuración de los delitos de abuso sexual y violación agravados a los ministros de un culto religioso.

El coordinador de la bancada perredistas, Francisco Martínez Neri, asentó que las noticias por abuso sexual y violaciones cometidas por parte de miembros de iglesias, monjas, líderes religiosos y especialmente sacerdotes se han incrementado y solo algunos casos han sido documentados o denunciados ante las autoridades.

“La finalidad de esta reforma es considerar como agravados los delitos de abuso sexual y violación que llegue a cometer cualquier ministro de culto religioso, para proteger a la sociedad mediante la prevención de nuevos delitos”, indicó.

Martínez Neri dijo que la confianza que los ministros de culto generan entre los laicos facilita en la mayoría de las ocasiones abusos en parroquias, seminarios, escuelas y hospitales así estas personas se aprovechan de la circunstancia que tienen con sus feligreses para cometer el delito.

El diputado Rafael Hernández Soriano, dijo que los casos de maltrato físico y de abuso sexual contra menores cometidos por religiosos deben ser investigados y sancionados sin anteponer lo que se asemeja a un “fuero clerical”, ya que la prioridad es proteger los derechos de niñas, niños y adolescentes como parte de la Alianza Global que busca frenar la violencia ejercida hacia este sector.

El también secretario de la Comisión de Derechos de la Niñez de la Cámara Baja, añadió que en los casos de pederastia perpetrados por sacerdotes, no basta con que la jerarquía católica informe a sus superiores en el Vaticano y separe de sus actividades o cambie de parroquia a los agresores pero es indispensable que los delitos sean reportados inmediatamente y sin encubrimiento a las autoridades mexicanas.

“Existen cientos de casos de pederastia cometidos por sacerdotes que aún se mantienen impunes y los depredadores fueron encubiertos, removidos de parroquia o sancionados bajo las propias normas clericales, mientras las víctimas aún esperan la acción contundente de la justicia mexicana”, mencionó.

kcp

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS