Recaban 200 mil firmas para exigir protección de vaquita marina

Foro Mundial para la Naturaleza protesta frente a Palacio Nacional en demanda de acciones; en el Día Internacional de la Vaquita llaman a impulsar nuevos métodos de pesca en la zona
El Fondo Mundial para la Naturaleza resaltó que para salvar a la vaquita de la extinción es necesario hacer efectiva la prohibición de usar redes de enmalle en el hábitat. (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
09/07/2017
02:16
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) entregó más de 200 mil firmas al gobierno federal para exigir la protección de la vaquita marina, a fin de que se salve de la extinción.

Frente a Palacio Nacional, Jorge Rickards, director interino en México del Fondo Mundial para la Naturaleza, resaltó que para salvar al cetáceo de la extinción es necesario hacer efectiva la prohibición para usar redes de enmalle en el hábitat, mediante un programa de vigilancia eficiente.

En el marco del Día Internacional de la Vaquita, Rickards resaltó la necesidad de autorizar el uso inmediato de las técnicas alternativas de pesca existentes para que las comunidades locales puedan hacerlo en forma sustentable; asimismo, hizo un llamado para que se termine con el tráfico ilegal de la totoaba a Estados Unidos y China.

“Agradecemos a todos aquellos que han sumado su voz a la de WWF para conservar a la vaquita y los invitamos a redoblar el paso, porque nuestra campaña continúa. Sabemos que hemos encontrado eco en más de 140 naciones tan apartadas geográficamente de México, pero tan cercanas en el sentimiento para defender a la naturaleza como Bhután y Uganda”, indicó.

El director interino en México del WWF expresó que la vaquita marina es una especie única de México, pero también es un patrimonio común de la humanidad. “Tenemos la responsabilidad de salvarla y demostrarle al mundo, y a nosotros mismos, que podemos conservar esta y muchas otras especies, protegiendo así la rica biodiversidad de nuestra nación y del planeta”, afirmó.

Las firmas recabadas por la organización fueron entregadas a José Luis Funes, director general de Vida silvestre de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), quien destacó que en octubre comenzará el Programa de Vaquita CPR (Conservación, Protección y Recuperación), tras-
ladarán a ejemplares de vaquita al refugio temporal en la zona del Alto Golfo de California, donde buscarán reproducir al cetáceo. Destacó que se invertirán 2 millones de dólares de manera inicial para financiar este programa, aunque también se buscará el financiamiento de organizaciones civiles.

“El programa lo tenemos planeado para unos dos años, los ejemplares que queremos capturar son los máximos posibles, estamos calculando entre cinco o seis en una primera etapa. Lo vamos a lanzar a partir de octubre, estamos preparándonos para tener todo listo este esquema de trabajo. Primero es la localización de estas vaquitas, la captura para trasladarlas a un refugio temporal y después buscar la reproducción de las mismas”, detalló.

El Programa Vaquita CPR es una estrategia recomendada por el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (Cirva), que consiste en trasladar algunos ejemplares de esta especie a un santuario temporal, donde podrán reproducirse sin el riesgo de caer en las redes de enmalle que siguen operando de manera ilegal en la zona protegida; además de que serán asistidas para que estos cetáceos puedan reproducirse.

“Mientras exista la esperanza de salvarla, nosotros vamos a hacer hasta lo imposible para ello, porque fracaso sería que no hiciéramos nada”, aseguró el funcionario de la Semarnat.

En menos de dos años la población de la vaquita marina se redujo en 49%, al pasar de 60 ejemplares en 2015 a menos de 30 en 2017, según estimaciones del Cirva.

Entre 2015 y 2017 el gobierno federal ha invertido más de mil 500 millones de pesos para acciones de conservación de este cetáceo; sin embargo, la pesca furtiva ha prevalecido en el hábitat de la vaquita marina. En lo que va de este año se han encontrado cuatro vaquitas muertas con rastros de redes de pesca.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS