Fraude. Jóvenes se quedan sin graduación

La empresa PMP Eventos prometió a estudiantes del IPN viajes, comida y fiestas; sin embargo, los dueños de la banquetera los timan con alrededor de 820 mil pesos
Los egresados de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), unidad Azcapotzalco, informaron que contrataron los servicios de la empresa PMP Eventos porque sus profesores se la recomendaron. (FOTOS: CORTESÍA)
30/07/2017
09:00
Tasneen Hernández
-A +A

[email protected]

Alumnos de tres escuelas del Instituto Politécnico Nacional (IPN) denunciaron el incumplimiento por parte de la empresa PMP Eventos en los servicios de graduación. Los jóvenes aseguran que hicieron pagos por al menos 820 mil pesos correspondientes a la cena, baile y viaje, y no recibieron los servicios correspondientes.

Los egresados de la Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica (ESIME), unidad Azcapotzalco dijeron a EL UNIVERSAL que contrataron a esa empresa por ser la que les daba una mejor propuesta para realizar su soñada graduación.

Los jóvenes de la ESIME Azcapotzalco procedieron también con una denuncia por fraude ante la Procuraduría General de Justicia de la Ciudad de México.

La empresa PMP Eventos es acusada también por alumnos del Centro de Estudios Científicos y Tecnológicos 13 (CECyT) Ricardo Flores Magón y la Escuela Superior de Turismo, quienes han levantado quejas ante la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), así como han denunciado los hechos a través de las distintas redes sociales.

Fabiola Campos Saavedra se presentó ante los graduados como premier meeting planner de la empresa PMP Eventos y les ofreció el servicio de fiesta y viaje de graduación a través de diferentes paquetes. El que los jóvenes habrían contratado era de 960 y 990 pesos por persona, debido a que los paquetes incluían, además de la fiesta de graduación, un viaje.

En ambos casos los jóvenes y sus familiares fueron cautivados por una oferta de graduación en las que les incluían invitaciones, misa de acción de gracias, ocho horas de servicio de salón en la ex hacienda Santa Mónica en el caso de la escuela de Turismo.

Mientras que el salón los Arcos Hacienda San Andrés sería para los alumnos de la ESIME con una cena de lujo de cuatro tiempos, coctelería molecular de bienvenida, una fuente de chocolate, una hora de música de saxofón en vivo durante la cena, una hora de mariachi, un barril de tequila, una sudadera por graduado, caballitos grabados, así como una fiesta de viernes a domingo en Cuernavaca, Morelos, en una “residencia con alberca y amplios jardines, DJ, animación, cenas, comidas buffet y barra libre”, según consta en la propuesta que por escrito les presentó Fabiola Campos a los jóvenes y a la que tuvo acceso EL UNIVERSAL.