Jóvenes que terminaron el bachillerato de la UNAM con promedio perfecto

Con disciplina, constancia, esfuerzo y trabajo por bandera, cuatro jóvenes de entre 17 y 18 años lograron obtener una calificación perfecta y terminar el bachillerato con 10 de promedio
César Sad Castillo Ruiz (camisa azul) y Marco Antonio Martínez quienes salieron con promedio perfecto de la preparatoria de la UNAM (Foto: German Espinosa / EL UNIVERSAL)
26/07/2017
22:31
Teresa Moreno
Ciudad de México
-A +A

[email protected]

Con disciplina, constancia, esfuerzo y trabajo por bandera, cuatro jóvenes de entre 17 y 18 años lograron obtener una calificación perfecta y terminar el bachillerato con 10 de promedio. Se trata de María Fernanda Gómez, Rafael Rivera Ávalos, Marco Antonio Delaye Martínez y César Saith Castillo Ruiz quienes explican que su éxito no proviene de la genética, sino de la dedicación y el estudio.

Los cuatro estudiaron el bachillerato en el sistema de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el haber obtenido una calificación perfecta les dio la oportunidad de escoger la carrera de su preferencia en la facultad o escuela de su elección.

Los cuatro optaron por la carrera más competida en México: Médico Cirujano en el campus Ciudad Universitaria, en la que el último ciclo escolar por cada lugar compitieron 73 jóvenes en el examen de selección.

María Fernanda Gómez Hernández, de 17 años de edad, practica patinaje sobre hielo, que es su deporte favorito y estudió en el Colegio de Ciencias y Humanidades (CCH) Sur. Cuenta que para obtener ese promedio su secreto fue organizar su tiempo y dedicarle el suficiente al estudio.

“El trabajo en clase es muy importante porque los maestros te aportan muchísimo: hay que estar al pendiente y tomar notas, lo que ayuda y facilita el estudio. Yo dividía mi tiempo de acuerdo a las materias y también repasaba todos los días para que no se me fuera juntando. La calificación nada más es un número, no define qué tan inteligente es una persona”, platicó.

“Es un esfuerzo continuo y de constancia, para lograrlo hay que organizar tu tiempo y tener perseverancia. Si tienes alguna meta, lo puedes lograr”, contó la joven quien buscará especializarse en Oncología Pediátrica.

Rafael Rivera Ávalos es amante de la música y en especial del rock, le gusta el género grunge del cual sus bandas favoritas son Nirvana y Pearl Jam, y le encanta leer; actualmente está escribiendo su primera novela. Les pide a los jóvenes que no se estresen demasiado y que se organicen bien puesto que, en su experiencia, en la vida hay tiempo para salir con los amigos, tener novia y sacar un súper promedio.

“No hay una receta ni se necesita echarle cucharadas. La gente piensa que cuando uno tiene un promedio alto no convive y se la vive en la biblioteca, en mi caso es lo contrario. No te estreses, mientras te centres en lo que quieres, tienes la carrera en el bolsillo. Hay que disfrutar las clases y no agobiarse”, dijo.

A Marco Antonio Delaye Martínez, de 18 años, egresado de la Escuela Nacional Preparatoria 6, le gusta combinar los estudios con actividades extraescolares como concursos de matemáticas y ciencias. Toca el piano desde que era niño y sus gustos musicales van desde Chopin hasta Guns and Roses. Para él, la clave y la receta para obtener una calificación de excelencia fue ser constante, apasionado, y responsable.

"La clave, al menos en mi caso, fue la constancia. También soy muy apasionado en lo que hago, soy curioso, comprometido y responsable. Estas eran mis herramientas principales para trabajar. En algunos momentos de la prepa me metí a concursos interpreparatorianos en matemáticas, histología, y en el Programa de Jóvenes hacia la investigación", dijo.

Mientras que a César Saith Castillo Ruiz, de 18 años, sus papás le enseñaron desde niño que debe esforzarse para ser el mejor en todo lo que haga y siempre dar un “plus”, hacer más de lo que le es requerido.

A César le gusta mucho leer. Sus autores favoritos son Carlos Fuentes y Gabriel García Márquez, puesto que su género favorito es la novela disfrutó “Gringo viejo” y “El amor en los tiempos del cólera” aunque reconoce que consume con ansiedad los contenidos de la revista Nature, la revista científica más prestigiosa del mundo.

“Para mí, las cosas se deben hacer bien, no hace falta más que hacer lo que tienes que hacer. Mientras lo logres, no hay ningún problema y dar un poco más de esfuerzo que los demás, esa es la clave siempre. Hay que fijar tu objetivo y después esforzarte para lograr cualquier meta que te traces", comentó.

afcl/ml

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS