La SEP y rectores refuerzan seguridad en universidades

SEP considera actuar en coordinación con gobiernos municipales y estatales; dice que crímenes en las instituciones no son ajenos a lo que ocurre en el país
Salvador Jara Guerrero, subsecretario de Educación Superior (der.), dijo que la respuesta se elaborará de acuerdo con los retos particulares de cada escuela. FOTO: ARCHIVO EL UNIVERSAL
15/07/2017
03:20
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]

La Secretaría de Educación Pública (SEP) trabaja con la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), integrada por 187 miembros, para establecer mecanismos y protocolos conjuntos en las escuelas de todo el país, a fin de que tengan herramientas contra la inseguridad.

Salvador Jara Guerrero, subsecretario de Educación Superior, dijo que la respuesta se elaborará de acuerdo con los retos particulares de cada una de las universidades.

Pidió considerar acciones en coordinación con los gobiernos municipales y estatales. Señaló que las instituciones están elaborando sus diagnósticos y que el objetivo es generar mecanismos para hacer frente a la problemática. “Estamos platicando para buscar un mecanismo y un protocolo en conjunto, pero muy coordinados con los gobiernos de sus ciudades y con las administraciones estatales.

“Son las universidades las que conocen mejor las causas de lo que está ocurriendo, con estos diagnósticos la idea sería implementar algún tipo de mecanismo y tomar decisiones en conjunto para hacer un protocolo que nos ayudará a tener un mayor control”, mencionó. Indicó que la situación de inseguridad que se vive en las instituciones de educación superior pública no es ajena a lo que ocurre en el resto del país, puesto que “las universidades no son islas”.

EL UNIVERSAL ha dado a conocer que en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) operan grupos delictivos que venden drogas, negocio que deja ganancias millonarias, según reportes de la PGR.

El rector Enrique Graue Wiechers reconoció el narcomenudeo en sus instalaciones. Además, de mayo a la fecha se han encontrado los cuerpos de tres personas en terrenos de la institución.

El cadáver de la joven Lesvy Berlín Rivera Osorio fue hallado en las inmediaciones del Instituto de Ingeniería; el del estudiante Víctor Manuel Orihuela, en la Facultad de Filosofía y Letras. También fue encontrado el de un hombre en un predio donde entrena el equipo de futbol.

El subsecretario de Educación Superior declaró que la situación de la universidad es “muy compleja”, puesto que es una institución muy grande.

Señaló que la inseguridad que permea en la zona es la misma que sufren las grandes capitales del país.

Sobre la venta de drogas en el campus resaltó que es “preocupante”. Indicó que el problema va más allá de la institución, por lo cual se ha tratado de la manera “adecuada” al denunciar la situación a las autoridades competentes.

“Nos preocupa la venta de drogas en la universidad, es un problema que sale de ella, pero se ha tratado de manera adecuada al dar parte a las autoridades competentes porque se trata de un delito y no de un asunto académico”, dijo.

En 2011, la ANUIES hizo un diagnóstico entre las escuelas agremiadas; encontró que 42.2% de las instituciones de educación superior no había establecido convenios de colaboración con las secretarías de seguridad pública locales y federales.

De 57.8% restante, la mayoría (36.9%) declaró tener un acuerdo con la policía municipal. Más de la mitad contaba con equipo e infraestructura de seguridad, como casetas, acceso previo registro y cámaras de vigilancia; sin embargo, sólo 32% tenía “botones de pánico” y menos de 10% contaba con detectores de metales.

Jaime Valls Esponda, secretario general de la ANUIES, dijo que la asociación está trabajando en la actualización del documento, con base en las experiencias que han pasado en las instituciones. El tema se abordará en el consejo que se llevará a cabo en agosto, el cual reunirá al órgano de dirección y articulación de la ANUIES y está integrado por los presidentes de los consejos regionales, representantes de institutos tecnológicos y de órganos de investigación.

“Todas las universidades están utilizando el manual, esa es la información que tenemos. Damos la información y con base en la experiencia que hay lo estamos actualizando. Nos preocupan los temas de seguridad. Estamos actualizando los manuales y respetando la autonomía de las instituciones”, dijo Valls Esponda.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS