CNDH emite recomendaciones por negligencia médica al IMSS

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos exige al organismo la reparación del daño a la familia de una recién nacida que sufrió quemaduras en su cara y cuero cabelludo, así como a una mujer que por un mal diagnóstico le extirparon un seno
Archivo / EL UNIVERSAL
06/06/2017
10:54
Dennis A. García
Ciudad de México
-A +A

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió dos recomendaciones al director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola, por la inadecuada atención médica a una recién nacida que sufrió quemaduras en su cara y cuero cabelludo en un hospital, y por el caso de una mujer que por un mal diagnóstico le extirparon un seno.

El organismo que encabeza el ómbudsman nacional, Luis Raúl González Pérez, pidió a Mikel Arriola la reparación del daño en los dos casos y dijo que interpondrá las denuncias correspondientes ante la Procuraduría General de la República (PGR) contra el personal que resulte responsable.

En el caso de la recién nacida, la CNDH explicó que el año pasado la menor presentó hipotermia por lo que personal de enfermería la colocó en una cuna con lámpara de calor.

Luego la lámpara se rompió y ante la falta de vigilancia y cuidados especiales del personal médico, cayó tocando los bordes de la cuna provocando las quemaduras en cara y cuero cabelludo.

Luego de los hechos el personal médico omitió datos y descripción detallada de los hechos, además de que otros son ilegibles en los reportes.

Mientras que en el caso de la mujer, el organismo dijo que "tras la operación en el Hospital Regional número 1 del IMSS en Acapulco, Guerrero, en abril de 2013, donde no se solicitaron nuevos exámenes clínicos para confirmar o descartar la sospecha de patología mamaria, la mujer fue derivada a quimioterapia, donde el médico señaló que no podía realizar dicho tratamiento al no encontrar tumor; ordenó nuevos estudios, cuyos resultados indicaron que la región pectoral derecha de la paciente estaba sin alteraciones, lo que sugiere que la agraviada no tenía cáncer".

En ambos casos la CNDH acreditó la vulneración ocasionada al derecho a la protección de la salud, la cual quedó confirmada por la violación a los derechos humanos por inadecuada atención médica, a la integridad personal y trato digno de las derechohabientes e inadecuada integración de los expedientes clínicos.

"Por lo cual concluye que el personal que intervino en ambos hechos incumplió con sus obligaciones de actuar con legalidad, honradez, lealtad y eficiencia como servidores públicos".

En las Recomendaciones 18/2017 y 21/2017, el organismo solicitó al directo del IMSS se repare el daño en cada caso a las agraviadas y sus familiares, conforme a la Ley General de Víctimas, que incluya indemnización o compensación justa y suficiente, así como atención médica y psicológica.

"Se deberá colaborar con la CNDH en las quejas respectivas que interponga ante el Órgano Interno de Control en el IMSS, para que determine la responsabilidad administrativa del personal que intervino en esos casos. Además, el IMSS deberá colaborar con la CNDH en las correspondientes denuncias que formule ante la Procuraduría General de la República contra el personal que resulte responsable por acciones y omisiones contra las agraviadas", agregó.

 

ahc

TAGS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS