Aplica UNAM examen de ingreso a 154 aspirantes con discapacidad

La evaluación a personas con discapacidad se realiza desde el 2015 en el Centro de Exposiciones y Congresos. Este año los jóvenes llegaron en sillas de ruedas, con respirador de oxígeno o con prótesis
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL
05/06/2017
20:48
Teresa Moreno
Ciudad de México.
-A +A

Víctor Javier Pérez de Jesús, de 23 años, es originario de Quintana Roo desde donde viajó más de mil kilómetros para presentar su examen de ingreso a la licenciatura en Traducción, la cual fue una de las últimas en ser aprobadas por el Consejo Universitario. Víctor utiliza una prótesis metálica en la pierna derecha. 

Con él, otros 153 aspirantes con discapacidad presentaron su examen de ingreso a la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); buscaron un espacio para estudiar en programas de licenciatura. 

“Practicaba la natación y uno de mis sueños era ir a los Juegos Paralímpicos de Río de Janeiro, dejé los estudios por el alto rendimiento, pero ahora quiero retomarlos en la mejor universidad”, dijo.

Daniela Velasco Maldonado es medallista paralímpica, atleta de alto rendimiento y próximamente, si su puntaje lo permite, se convertirá en estudiante de la facultad de Psicología de la UNAM

Daniela, egresada de la Escuela Nacional Preparatoria 9 “Pedro de Alba”, quien vive con discapacidad visual, fue medallista de bronce en 400 metros planos de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012 y finalista en los de Río de Janeiro 2016. Hasta este momento, además de su carrera como deportista de alto rendimiento, estudiaba Física, pero decidió cambiar a Psicología para lo cual presentó su examen.

La estrategia de atención personalizada a aspirantes de licenciatura con discapacidad se realiza desde el concurso de junio de 2015 en la sede del Centro de Exposiciones y Congresos (CEC), a donde este año los jóvenes llegaron en sillas de ruedas, apoyándose de bastón, con respirador de oxígeno y prótesis. 

A los 90 minutos de haber iniciado el examen, José Emanuel Lara García, de 18 años, cruzó la puerta; su condición con Síndrome de Asperger jamás ha sido un impedimento para alcanzar lo que busca. 

“Ahora fui el primero en terminar y salir, pero quiero ser también el primero en entrar”, sonrió.

Previo a presentar el examen, los solicitantes deben declarar tener alguna discapacidad y que desea tener acceso a servicios para presentar el examen. Por ejemplo, deben especificar que necesitan realizar su examen en planta baja, que requerirán movilidad con silla de ruedas en el lugar donde se realizará la evaluación o movilidad con bastón o muletas.

También se proporciona apoyo en la lectura del examen, para rellenar los alvéolos de las respuestas de opción múltiple; apoyo en la lectura y relleno de alveolos, brindando instrucciones claras y fuertes y/o por escrito, autorización para que ingrese un lector que auxilie al aspirante, y autorización para el ingreso de material didáctico.

“Hacemos que los aspirantes estén en circunstancias favorables en cuanto a confort físico, bien atendidos. Pueden venir con un acompañante, se les permite, pero somos muy cuidadosos que esta persona no lo asista en las respuestas”, comentó Ivonne Ramírez Wence, titular de la Dirección General de Administración Escolar de la UNAM.

La funcionaria universitaria agregó que, “la universidad con sus posibilidades y recursos hace el esfuerzo de atenderlos para que todas las personas que presentan el examen estén en igualdad de circunstancias. La competencia es académica”.

cev

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios