Descarta Ssa alerta epidemiológica por virus de coxsackie

Autoridades sanitarias indicaron que esta afección no entra en la vigilancia epidemiológica semanal, lo que no significa que no sea importante, sólo que son casos habituales en México
Archivo / EL UNIVERSAL
29/06/2017
19:34
Perla Miranda
Ciudad de México
-A +A

El virus de coxsackie o enfermedad de manos, pies y boca, no representa una alerta epidemiológica, aseguró la Secretaría de Salud, dependencia que informó que el número de casos que se han registrado este año son similares a los del año anterior y que su presencia es habitual, sobretodo en época de verano y otoño.

Autoridades sanitarias indicaron que al no tener secuelas, esta afección no entra en la vigilancia epidemiológica semanal, lo que no significa que no sea importante, sólo que son casos habituales en México.

Ante las alertas emitidas en Tlaxcala, Oaxaca, Hidalgo, Estado de México, Querétaro, Zacatecas y Tamaulipas, la Secretaria de Salud federal dijo que éstas se han realizado por ser un tema de interés en la sociedad, pero que no se trata de una alerta sanitaria.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Isabel Villegas Mota, infectóloga pediatra del Hospital Juárez de México, explicó que este virus se transmite a través de las heces fecales, con el cambio de pañales y por las secreciones respiratorias.

Coxsackie es una de las muchas infecciones virales que afectan a los pequeñitos, es un virus que se transmite a través de secreciones respiratorias pero también lo encontramos en las ampollas o lesiones que les salen a los niños”.

El contagio se presenta en los primeros tres días de contacto y después aparecen síntomas como fiebre alta, malestar general y dolor de garganta. “Cuando los menores de edad conviven con otros pequeños, es más fácil que haya brotes. Hay niños que pueden estar enfermos y los dos primeros días de la enfermedad no hay lesiones, entonces pasa desapercibido, y los niños siguen su vida cotidiana en la escuela o guardería”.

Esta enfermedad afecta más a menores de cinco años de edad, y les provoca llagas en la boca y sarpullido. El mayor número de contagios se registra en lugares donde la convivencia es muy cercana, como en las guarderías.

“Es importante que al tener un diagnóstico de la enfermedad de manos, pies y boca, los niños se queden en casa, que reposen, para evitar más infecciones”.

La infectóloga mencionó que este virus se hace evidente cuando no se controla en algún lugar donde hay convivencia de pequeños, por lo que se presentan muchos casos, “como ahora en diversas entidades”.

Sin embargo afirmó que no es una infección grave, “claro que requiere de cuidados, como en cualquier contagio viral, por eso, en cuanto haya síntomas es necesario llevar a los niños con un médico, para que se le diagnostique y se determine si el menor de edad debe ser aislado”.

Es difícil hablar de una incidencia de coxsackie, porque no es una infección de notificación obligatoria, “generalmente es una de las enfermedades que denominamos asintomáticas de la infancia, que se presentan mucho, pero a veces no llegan a ser notificadas por lo leves que son”.

Villegas Mota, resaltó que es muy raro que existan complicaciones por este virus, dura cinco días o menos, “con los cuidados adecuados, los síntomas se quitan y el niño se puede reintegrar a sus actividades sin problemas”.

Sin embargo, dijo que en caso de que no se atienda, podrían presentarse problemas en el sistema nervioso central y desarrollar meningitis.

Entre las recomendaciones para evitar esta enfermedad, la especialista en infectología, aconsejó enseñar a los pequeños a lavar bien sus manos, limpiar superficies y juguetes con cloro, y en caso de algún síntoma llevar de inmediato al médico y evitar el contacto con otros niños.

Una vez que se detectó el virus, hay que ofrecer muchos líquidos, no darles alimentos irritantes, y dependiendo de las lesiones, baños con polvo coloide. También se recomienda no compartir trastes y cubiertos y evitar el contacto con mujeres embarazadas. En cuanto al tratamiento, solo se ofrecen medicamentos para tratar los síntomas como la fiebre. “Son medidas básicas para controlar cualquier infección por virus”, concluyó.

ahc  

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS