“Cannabidiol, muy caro para pacientes”

Leopoldo Rivera, director de la Ameca, señala que el decreto que permite el uso medicinal de la marihuana no cambiará la situación de los enfermos. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
28/06/2017
02:09
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

Leopoldo Rivera Rivera, director de la Asociación Mexicana de Estudios sobre Cannabis (Ameca), consideró que el decreto por el que se reforma a la Ley de Salud y que permite el uso medicinal de la marihuana no cambiará la situación de los pacientes que no cuentan con los recursos para importar este tipo de sustancias.

“Importar es muy caro. Los medicamentos a base de marihuana son costosos en exceso, un frasco con 230 mililitros de cannabidiol cuesta alrededor de 500 dólares y dura aproximadamente mes y medio, esto es inaccesible para mucha gente”.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Rivera Rivera expresó que la ciudadanía debe esperar seis meses para que la Cofepris dé a conocer la regulación de estos productos.

“El decreto propone que se pueda sembrar la planta para uso médico e investigación científica, pero no sabemos hasta el momento quienes tendrán facultad para realizar esta actividad, faltan 180 días para que la Cofepris lo defina”.

En este sentido, resaltó que si los pacientes no tienen el permiso para sembrar y fabricar sus propios medicamentos, su condición queda igual, “aquí los grandes beneficiarios serán los laboratorios de otros países de donde se importen los medicamentos, en Ameca no creemos que cambie la gran cosa, al menos no de inmediato”.

Rivera Rivera, señaló que la esperanza para los pacientes que necesitan este tipo de productos está en que la reglamentación genere una industria nacional que investigue y desarrolle medicina nacional.

“Hay muchos padecimientos que requieren tratamiento a base de cannabis, se usa para epilepsia, diabetes, esclerosis múltiple, parkinson, es una gama amplia”.

El director de Ameca destacó que el día que una persona pueda ir a comprar un medicamento con contenido de marihuana a la farmacia de cualquier esquina, entonces se podrá hablar de un costo-beneficio: “Es la única manera en que estos productos sean más baratos y de verdad favorezcan a los más necesitados”.

Sobre las cifras que dio a conocer la Conadic acerca de que se incrementó el consumo de marihuana en México, Rivera Rivera argumentó que cada vez más personas asumen su consumo, no es que haya aumentado, sino que lo aceptan, “no les da miedo decir que consumen”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS