Consumo de droga crece 47% en 5 años

La cifra pasó de 5.7 millones a 8.4 millones, señala Encodat; alertan que aumenta cifra de mujeres que usan sustancias
José Narro Robles, titular de la Ssa, y el comisionado Nacional Contra las Adicciones, Manuel Mondragón y Kalb, encabezaron el Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas (ALEJANDRA LEYVA. EL UNIVERSAL)
27/06/2017
02:32
Perla Miranda
-A +A

[email protected]

En México, entre 2011 y 2016 se registró un incremento de 47% entre las personas de 12 a 65 años de edad que consumieron drogas ilegales al menos una vez en su vida. La cifra pasó de 5.7 millones a 8.4 millones, lo que indica que 2.7 millones de mexicanos probaron algún tipo de sustancia ilegal, según la Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017 (Encodat).

Las estadísticas alertaron también sobre el incremento de mujeres que alguna vez probaron una droga, al pasar de 926 mil a 3.9 millones, esto es, 2 millones 974 mil mujeres (105%) en los últimos cinco años.

Respecto al uso de marihuana, en 2011 había 4.7 millones de personas que la consumían y en 2016 subió a 7.3 millones, es decir, incrementó 55%.

Sobre ese crecimiento, el secretario de Salud, José Narro Robles, dijo que “no tiene una solución” desde el punto de vista de enfrentar las estructuras logísticas y financieras del narco.

En el marco del Día Internacional de la Lucha Contra el Uso Indebido y el Tráfico Ilícito de Drogas, Narro Robles dijo que continuará el combate frontal desde el sector salud, con la prevención y el tratamiento.

“Este es un problema al que tenemos que seguir combatiendo con mayor energía y efectividad, no estamos alcanzando lo que queremos, hemos visto datos preocupantes en materia de consumo, de tráfico, de ganancias, de blanqueo, de diversificación del crimen organizado y de sus áreas de influencia, no tiene una solución y desde la salud debemos seguir combatiendo en la prevención y en el tratamiento”.

El titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Manuel Mondragón y Kalb, dijo que ante el panorama no habrá “ni dilaciones ni simulaciones, porque las adicciones son un problema de salud pública que representa un reto para todas las instancias sanitarias, y también para la procuración de justicia. Por su grave impacto social, se debe trabajar para la reducción de demanda y controlar la oferta”.

Recordó que el trabajo de Conadic se centra en menores de edad, adolescentes y jóvenes: “Este trabajo es lo que nos hizo evitar la no recreación de la marihuana y dejarla en la legalización sólo para uso medicinal”.

La encuesta reveló que entre los jóvenes de 12 a 17 años que probaron la marihuana aumentaron 136%. En 2011 eran 322 mil y en 2016 lo hicieron 721 mil menores de edad.

El comisionado aseguró que el incremento en el consumo de drogas por parte de los menores de edad tiene que ver con problemas de marginación, falta de oportunidades deportivas, culturales, falta de información y participación ciudadana, “hagamos esto y tendremos solución”.

Jalisco (15.3%), Quintana Roo (14.9%) y Baja California (13.5%) reportaron los porcentajes más altos de consumo de cualquier droga ilegal, sin que se dieron a conocer los datos del resto de las entidades.

Antonio Luigi Mazzitelli, representante para México, Centroamérica y el Caribe de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDC), dijo a EL UNIVERSAL que el país se ha convertido en un mercado de consumo y que los jóvenes, mujeres y hombres mexicanos tienen más facilidad para acercarse a estas sustancias: “Ha aumentado la disponibilidad a nivel del consumo, también la predisposición al mismo por parte de la sociedad mexicana, porque se tiene una percepción de que las drogas no hacen daño”.

Sobre el incremento en el consumo de las mujeres, Mazzitelli señaló que es una forma de emancipación, no sólo a través del trabajo o de sus derechos, sino también en términos del acceso al consumo de las drogas: “Las mujeres ingieren más alcohol, más tabaco, y desafortunadamente más drogas ilícitas. Esto es una consecuencia no deseada del papel que juegan en nuestras sociedades”, lamentó.

El funcionario de Naciones Unidas indicó que el principal reto para combatir es que la gente no pruebe las drogas, en no banalizar el problema y entender que las adicciones hacen daño a la salud. Exhortó a que la acción policial no se centre en aquellos que consumen drogas ilegales, sino en los traficantes y expendedores, “porque buena parte de la violencia que vive México es el resultado del crecimiento de estos mercados en el país, porque entre más crece la demanda, más crecerá la violencia de los grupos criminales para controlar la oferta”.

Francisco Torres Landa, uno de los cuatro mexicanos que ganó un amparo para sembrar y consumir marihuana en el país de forma legal, dijo que las cifras de la Encodat sobre el incremento entre consumidores de marihuana no son representativas y que la prohibición es una política fallida: “Al prohibir sólo le das más fuerza a los grupos criminales, se debe trabajar en materia de prevención de adicciones y así luchar y ponerle fin a la guerra fallida contra el narcotráfico”.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS