Se encuentra usted aquí

Buscan que papá se una a la crianza

Según un estudio realizado por la Unicef, 55% de menores entre tres y cuatro años de edad de 74 países, no realiza ninguna actividad —ni recreativa ni educativa— con sus padres
Christian Skoog, representante en México de la Unicef, dice que los roles de género impuestos en el país dan una carga negativa a los progenitores que se preocupan por atender a sus hijos. (UNICEF)
18/06/2017
02:17
Astrid Rivera
-A +A

Los roles de género que prevalecen en el país dificultan el involucramiento de los padres de familia en la crianza de los hijos, pues sólo 14% de los hombres participa en actividades relacionadas con la educación de los menores, afirmó Christian Skoog, representante en México del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

En entrevista con EL UNIVERSAL,  Skoog señaló que luego de hacer una encuesta con la colaboración del Instituto Nacional de Salud Pública (INSP) sobre la salud de la infancia, que se realizó a finales de 2015, encontraron que continúa siendo mayoritaria la participación de la mujer en la crianza de los menores, ya que 64% de las madres intervienen en la educación de sus hijos contra un 14% de los hombres.

“Tenemos que involucrar a los padres de familia, hacerlos  entender lo  importante que son los primeros años de vida,  en este periodo los padres tienen que involucrarse más en la crianza de los niños; sabemos que los padres no pasan mucho tiempo con sus hijos por los roles de género  que son muy fuertes en muchos países. México está incluido, y queremos cambiar esto y ver unos padres más interesados y más involucrados en la crianza de sus hijos”, dijo.

Enfatizó que todavía existe una percepción negativa respecto a los padres que participan más en las actividades de sus hijos, por lo que exhortó a la población a compartir las labores de crianza, en especial durante la primera infancia, que son los primeros cinco años de vida, a fin de que los menores de edad alcancen un desarrollo adecuado.

“Hay que compartir roles para bajar la responsabilidad a las madres y compartirla no es un cargo negativo, toma tiempo, lo que proponemos es que no hay obstáculos físicos, hay obstáculos mentales, vivimos en una sociedad en la que a veces un padre que muestra un lado más sensible para cuidar a los niños es visto de manera negativa, por eso queremos fomentar modelos de padres que sí se involucran. En mi caso, algo que aprecio mucho es pasar tiempo con mi hija”, externó Skoog.

Desapego emocional

Datos de la Unicef señalan que 55% de los niños de entre tres y cuatro años de edad que viven en 74 países, no juegan ni realizan ninguna actividad educativa con sus padres. El organismo de las Naciones Unidas recopiló datos sobre la costumbre de los padres de contarle un cuento a sus hijos o cantarles, llevarlos a pasear, jugar con ellos, enseñarles a contar y aprender nuevas palabras o dibujar con ellos.

Los resultados indicaron que 40 millones de niños no realizan ninguna de esas actividades con sus padres, pese a que los estudios científicos recientes han probado que cuando los menores pasan sus primeros años en un ambiente armónico y estimulante se pueden formar muy rápidamente nuevas conexiones neurológicas que ayudan a determinar su salud y su capacidad de aprender y de manejar el estrés, además de influir en su talento para desempeñarse exitosamente en la vida adulta.

Christian Skoog enfatizó que la participación de ambos padres en la educación de los menores tiene un impacto positivo, lo cual se refleja en un mejor desempeño académico, salud mental, autoestima y satisfacción a largo plazo.

Para promover una mayor participación, Unicef lanzó una campaña en la que invita a las familias a publicar en Instagram y Twitter fotos y videos de “súper papás” bajo la etiqueta #LaPrimeraInfanciaImporta.

La iniciativa de Unicef busca concienciar a los padres sobre la importancia del amor, el juego, la protección y la buena nutrición en el crecimiento saludable del cerebro del niño. El organismo de la ONU publicará las fotos y videos de los papás famosos en una galería junto a las historias de “súper papás” de todo el mundo, incluidos los que están criando a sus hijos en circunstancias extremadamente difíciles.

Skoog urgió a los gobiernos y al sector privado a que se aumente el apoyo a los programas de desarrollo temprano que se enfocan en proveer a los padres los recursos e información necesarios para que participen en el cuidado y desarrollo de sus hijos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS