Piden respetar derecho de padres a educar con base en principios

El Consejo Mexicano de la Familia entregó en Los Pinos una carta, dirigida al presidente Enrique Peña Nieto, en la que demanda al Estado cesar la “manipulación” de menores en torno a su sexualidad
Francisco Reséndiz / EL UNIVERSAL
14/06/2017
15:59
Francisco Reséndiz
-A +A

[email protected]

Esta tarde, el Consejo Mexicano de la Familia entregó en Los Pinos una carta, dirigida al presidente Enrique Peña Nieto, en la que demanda al Estado no atacar a la familia, respetar el derecho de los padres a educar a sus hijos con base en sus principios y cesar la “manipulación” de menores en torno a su sexualidad.

“Exigimos que el gobierno que Usted representa proteja realmente a la niñez y juventud de nuestro país, que deje de atacar a la familia mexicana y la coloque al centro de las políticas públicas como lo que es: el elemento fundamental de la sociedad”, advierte la misiva.

Juan M. Dabdoub Giacoman, presidente del Consejo Mexicano de la Familia y firmante de la carta, anunció además que el “Autobús de la Libertad” comenzará a realizar recorridos por diversos puntos de la Ciudad de México para rechazar la educación sexual que reciben los niños, niñas y adolescentes del país. Sin embargo grupos de la diversidad se plantaron en las inmediaciones de Los Pinos para rechazar su recorrido.

En entrevista Dabdoub Giacoman rechazó que sea un embate contra la comunidad de la diversidad sexual, pero sostuvo que “no se pueden pisotear” los derechos de un sector de la población para garantizar los derechos de otro. Llamó a un diálogo entre grupos profamilia, comunidad LGTB y gobierno.

En la carta la organización censura la política de educación sexual, así como el aborto, crítica que se inculque a los niños y jóvenes los derechos sexuales, que se les brinde servicios de salud sexual y reproductiva, que se fomente decidir sobre su identidad sexual, entre otros puntos.

En la misiva Dabdoub sostiene que desde el gobierno federal hay ataques a los niños y niñas a través de información falsa, manipulada o ideologizada desde las secretarías de Salud y Educación Pública y del CONAPRED. En entrevista subrayó que no se puede forzar la educación de los menores a partir de “caprichos” de un gobernante.

En el texto recibido por la Presidencia esta organización se declara en representación de 2 millones de personas que, afirmó, salieron a manifestarse en septiembre pasado en defensa del modelo tradicional de familia integrada por un hombre, una mujer e hijos.

Dabdoub explica en el texto que la manipulación se da a través de educación sexual basada en “ideología de género” y no desde la evidencia científica.

Advierte que la ideología de género parte de la idea de que “la sexualidad es una construcción social, aunque biológicamente se nace hombre mujer, con genitales propios del sexo”.

“También señala (la ideología de género) que ‘las personas tenemos identidad sexual, es decir que se puede ser homosexual, bisexual, heterosexual, transexual y transgénero’. Y todo esto pretenden enseñárselo a los niños, a escondidas y sin consentimiento de sus padres”.

Refuerza: pareciera señor Presidente que algunos de sus secretarios han perdido el rumbo, tomando decisiones que rayan en el absurdo, distorsionan a realidad, atentando contra la razón y violentando la naturaleza”.

Además, acusan que se ha presentado “la perversión de adolescentes con la ideología de género y los mal llamados derechos sexuales”. Enfatizó que no hay ningún tratado internacional en materia de derechos humanos que hable de “derechos sexuales”.

Criticó que se diga a los niños de 10 años que tienen derecho a decidir de forma libre y autónoma sobre su cuerpo y sexualidad, a lo que calificó de aborto; de decidir libremente con quien relacionarse eróticamente, que cuestionó si es también con adultos, entre otros puntos.

“Respetuosamente señor Presidente, pareciera que algunos de sus secretarios viven obsesionados con el sexo de los niños; a los cuales consideran como simples animales sexuados, dominados por el instinto; cuando en realidad son seres humanos con inteligencia y voluntad suficientes para dominar su instinto sexual”.

La agrupación sostiene que México tiene una “política fallida sobre educación sexual” y que se pretenda mantener esta política al margen de los padres ya que su “rotundo fracaso” se evidencia en que México encabeza, después de 15 años, el primer lugar entre países de la OCDE en embarazos de adolescentes.

 

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios