Se encuentra usted aquí

Insectos, un menú antidiabetes

Al consumir los chapulines, grillos, entre otros, se atacan plagas, dice; lamenta que sean “desperdiciados”. Llama a volver a lo tradicional
Los insectos no tienen azúcares que es lo que afecta a los diabéticos, dice (ARIEL OJEDA. EL UNIVERSAL)
11/06/2017
03:40
Astrid Rivera
-A +A

[email protected]

Fritos con sal, en tacos con guacamole, cocinados en mixiotes o cubiertos de chocolate los insectos son una fuente de nutrientes no sólo para llevar una dieta más balanceada, sino que representan una medida para combatir los efectos del cambio climático.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Gabriela Jiménez Casas, investigadora del Instituto de Ecología de la UNAM, explicó que insectos como los gusanos de maguey, chapulines, escamoles, hormigas rojas, grillos, e incluso las larvas de las moscas tienen un alto contenido de proteínas y aminoácidos, por lo que su ingesta podría sustituir una porción de carne, la cual proporciona a los seres humanos 45% de proteína, mientras que los insectos aportan entre 50% y 80% de este nutriente.

Los escamoles tienen 38% de proteínas, 9.6% de fibra y 3% de sales.