Profepa da visto bueno a ampliación de carretera La Pera-Cuautla

De acuerdo con la Procuraduría General de Protección al Ambiente, la obra cumple con autorizaciones ambientales de impacto ambiental y cambio de uso de suelo
25/05/2017
22:12
Astrid Rivera
-A +A

 

El proyecto de modernización de la Carretera La Pera-Cuautla en el estado de Morelos cumple con las autorizaciones en materia de Impacto Ambiental y Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales que otorga la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), aseguró la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Tras realizar una visita de inspección a las obras realizadas en el kilómetro 0+800 al 20+700 que forman parte de la ampliación de dos a cuatro carriles del citado proyecto, en los municipios de Tepoztlán y Tlayacapan, y en atención a una serie de denuncias ciudadanas, se comprobó la no afectación de áreas ajenas a las autorizadas.

La construcción del tramo carretero considera terrenos de régimen comunal y ejidal de Tepoztlán, los cuales forman parte del Área Natural Protegida de competencia federal denominado Parque Nacional “El Tepozteco”.

Al revisar la documentación para llevar a cabo las obras se estableció que se cumple con la normatividad ambiental, ya que la realización del proyecto fue autorizado --en materia de Impacto Ambiental-- por la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental (DGIRA) de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), mediante resolutivo S.G.P.A./D.G.I.R.A./D.G./5887 de fecha 4 de agosto de 2011, contando con prórroga a Noviembre de 2017.

En materia de Cambio de Uso de Suelo en Terrenos Forestales, la aprobación fue expedida por la Dirección General de Gestión Forestal y de Suelos de la SEMARNAT, mediante resolutivo S.G.P.A./D.G.G.F.S./1203/17 de fecha 21 de abril de 2017, con vigencia de dos años.

La PROFEPA afirmó que los trabajos de construcción cumplen con las normas y leyes ambientales vigentes, además de que el proyecto se encuentra actualmente en la etapa de preparación del sitio y de remoción de vegetación.

Se verificó que los polígonos coincidan con lo autorizado para el derribo de vegetación, así como de las especies a remover del bosque de Encino, selva baja caducifolia y matorral rosetófilo, así como una considerable cantidad de individuos de especies introducidas como la Jacaranda y el Eucalipto.

Asimismo, se advierte que la ejecución del proyecto está contemplada exclusivamente dentro del derecho de vía de la misma carretera, razón por la que no se afectan nuevas masas forestales.

La dependencia federal advirtió que  permanecerá atenta al desarrollo de las etapas de avance y evolución del referido proyecto, por lo que en todo momento vigilará que se siga dando cumplimiento a los términos y condicionantes de las autorizaciones ambientales expedidas por la SEMARNAT.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS